CUMPLE CON LA TRADICIÓN

Felipe VI se estrena como rey en el tradicional besapiés al Cristo de Medinaceli

Don Felipe a las puertas del templo / Gtres
Ver Galería
Don Felipe a las puertas del templo / Gtres

Ha cumplido con la tradición y lo ha hecho en solitario. Pese a que el día ha amanecido gris y lluvioso en Madrid, el rey Felipe VI ha acudido esta mañana al visitar al Cristo de Medinaceli. Hasta ayer por la tarde se desconocía qué miembro de la Familia Real sería el encargado de asistir este año a su cita con el Santo, aunque todas las apuestas apuntaban a doña Sofía o a la infanta doña Elena, que fueron quienes representaron a la Casa Real en 2017 y 2016.

Don Felipe a las puertas del templo / Gtres
Don Felipe a las puertas del templo / Gtres

Aunque el Rey tenía prevista una audiencia a las 11:30 de la mañana, no ha querido faltar a su cita con el Cristo. El reloj no marcaba aún las 10:30 cuando el monarca ha bajado del coche oficial. Vestido de azul, corbata carmesí y con un impermeable para resguardarse de la lluvia, don Felipe llevaba al cuello la medalla de la hermandad de Medinaceli en honor al Santo. Entre gritos de ¡Viva el Rey! y ¡Viva España!, el monarca no ha dudado en acercarse hasta las vallas y saludar con cariño a las decenas de feligreses que se agolpaban a las puertas del templo y esperaban con paciencia para poder verle aunque fuera durante solo un minuto.

Felipe VI se estrena como rey en el tradicional besapiés al Cristo de Medinaceli
Don Felipe dentro de la iglesia / Gtres

Una vez dentro del templo, el Rey ha procedido a besar los pies del Santo y ha permanecido unos minutos frente a él en actitud de recogimiento. Está previsto que a las 12:00 de la mañana se celebre una Eucaristía presidida por el Cardenal Arzobispo de Madrid don Carlos Osoro.

[Puedes leer: El ‘zasca’ del Rey en su regreso a Cataluña]

No es la primera vez que don Felipe visita Medinaceli, pero sí la primera que lo hace como rey. En solitario acudió en 1993 y en 2003 y con su entonces prometida, doña Letizia Ortiz en 2004, apenas unos meses antes de contraer matrimonio. De hecho, a quien no se ha vuelto a ver en esta tradicional cita ha sido a la Reina, que hoy se encuentra en un acto oficial en Santiago de Compostela. 

El besapiés de don Felipe / Gtres
El besapiés de don Felipe / Gtres

Son la infanta doña Elena y la reina doña Sofía las más habituales en el ‘besapiés al Cristo de Medinaceli’. En 2017 fue la hija mayor de los Eméritos la encargada de representar a los Borbones en un día tan especial, al igual que en 2014 y 2012. La reina doña Sofía lo ha hecho en más ocasiones e incluso don Juan Carlos y la infanta doña Cristina también han participado alguna vez.

Una tradición muy arraigada

Se desconoce con exactitud a qué fecha se remonta la visita de la Familia Real al Cristo e inclusive la propia historia de la imagen. La costumbre se remonta aproximadamente tres siglos en el tiempo. La imagen del Cristo, tallada por expreso deseo del duque de Medinaceli en la primera mitad pertenece a la Escuela Sevillana, probablemene al taller de Juan de Mesa o alguno de sus discípulos.  

La imagen fue llevada al norte de África en 1614, donde, tras un intento por parte de los musulmanes de ser quemada, fue recuperada y traída de vuelta a Madrid. Una vez aquí el duque de Medinaceli, entonces primer ministro de la nación, construyó  una capilla para su culto.  En 1895, el Cristo fue entregado a la custodia de los Padres Capuchinos de Madrid, pero durante la Guerra Civil fue llevada a Ginebra por motivos de seguridad. Una vez regresó a la capital, se recuperó el culto inicial al Santo.

Últimas noticias