50 CUMPLEAÑOS DE FELIPE VI

Los Reyes y sus hijas más de cerca que nunca: Los vídeos que ‘humanizan’ a los Borbón-Ortiz

Reyes e infantas
Los reyes y las infantas en un fotomontaje de LOOK

Amanece en el Pabellón del Príncipe del Palacio de la Zarzuela. Un frío 10 de enero de 2018. Han terminado las vacaciones de Navidad y, como los demás niños, las hijas de los Reyes también han vuelto al colegio. Por primera vez, don Felipe y doña Letizia nos hacen partícipes de su rutina diaria con motivo del 50 cumpleaños del Rey, una rutina que sorprende por la cotidianidad de algunos de sus comportamientos entre las cuatro paredes de su residencia.

A través de estas imágenes inéditas ofrecidas por la Casa del Rey vemos que doña Letizia es la primera en bajar al vestíbulo principal, acompañada por la infanta Sofía. Poco después después lo hace el Rey, con la princesa de Asturias. “¿Lo tienes todo en la mochila? ¿Seguro, seguro seguro?”, le pregunta don Felipe a su primogénita. Las dos niñas van vestidas con el uniforme escolar del Colegio Santa María de los Rosales y llevan a la la espalda sus mochilas de la firma Joma Sport, cuyas instalaciones hace apenas unos días visitaron los Reyes. Es un día nublado, la Reina va preparada para su vuelta al trabajo, ya que retoma su agenda oficial tras las vacaciones de Navidad, mientras que don Felipe no tiene nada programado. Los cuatro se suben al coche, que conduce el Rey, y emprenden el camino hacia el colegio no sin antes abrigarse para resguardarse de esa mañana heladora. “Sofía, ¿para qué te vas a poner el chaleco debajo del abrigo?”, pregunta la Reina. “Porque hace mucho frío”, dice su hija pequeña.

 

Durante el viaje, Leonor repasa la tabla periódica de los elementos con sus padres, que la felicitan porque se la sabe muy bien. “Calcio. Ca. Valencia dos. Metal. Cloro. Cl. Valenciauno, tres, cinco, siete. No metal”, se le oye decir a una aplicada Leonor. “Genial. Te lo sabes muy bien y decías que no”, le añade la Reina. “No, espera, que me faltan cuatro”, replica la niña.

Una vez han llegado al colegio, don Felipe recuerda a sus hijas que no se dejen nada en el coche y ambos las acompañan hasta la puerta del centro.

Un guiso muy caliente

Echaba humo, pero ella es una intrépida. La imagen más divertida de la jornada en la residencia de los Borbón-Ortiz fue, sin duda, la de la princesa Leonor haciendo aspavientos tras quemarse con el guiso de verduras. Las cámaras captaron el humo que desprendía el plato, pero ella pareció preferir aventurarse a probarlo antes de soplar, despertando las risas de sus padres y de su hermana Sofía. “Pero sopla Leonor, hija”, le dice doña Letizia.

 

Con esta y otras anécdotas alrededor de la mesa,los Reyes nos han regalado una típica estampa familiar. Los cuatro, almorzando en una mesa auxiliar en el  comedor de su residencia y con vistas al jardín. La propia Letizia es quien sirve la mesa y la conversación entre ellos versa sobre aspectos de lo más cotidianos, como sobre sus planes para la tarde o el papel que la pequeña Sofía está preparando para una función en el colegio.

Una fecha especial

Los vídeos que ha distribuido la Casa Real con motivo de este especial aniversario tienen sabor a Navidad, tanto que entre ellos incluyen  el día de la grabación del Mensaje de Su Majestad el Rey. Una grabación a la que asisten tanto la Reina como sus hijas, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía. Espontáneas y divertidas, lanzan besos al aire en lugar de abrazar a su padre por orden expresa de este que está maquillado. “No se da beso“, les dice a las niñas cuando las ve llegar con una amplia sonrisa. “Pareces una chica”, le dice, por su parte, Leonor observando con detalle la cara maquillada del Rey.

Una vez finalizada la grabación, las tres mujeres de la vida de don Felipe se colocan en torno a él y se ve cómo doña Letizia le acaricia con cariño el cuello mientras él le reclama que siga. A continuación, es la pequeña Leonor quien hace un masaje a su padre. Las pequeñas sonríen, se dan la la mano ante un don Felipe que ofrece su imagen más natural.

Pero sin duda, el momento más espontáneo llega mientras las pequeñas observan cómo se graba el mensaje navideño del Rey. A uno de los cámaras, Leonor le pregunta: “Pero esto no lo vas a poner, ¿no? A lo que los profesionales responden con una carcajada y un “ya veremos” que no convence a la princesa de Asturias.

Con estos vídeos, don Felipe rompe un poco el mito del ‘Rey profesional’ y nos acerca un poco más a su lado más íntimo, porque aunque sea el monarca más preparado de la Historia de España, sigue siendo un hombre a quien los españoles quieren conocer con sus virtudes y defectos.

Últimas noticias