UN EXCLUSIVO CAPRICHO

El otro motivo (y no es Marta Gayá) del viaje de don Juan Carlos a Ginebra

El rey Juan Carlos
Ver Galería
El rey Juan Carlos en un fotomontaje de LOOK

Buen chocolate, nieve en estado puro y relojes de alta precisión. Tres cosas que inmediatamente trasladan la imaginación a Suiza, el país de los Alpes. Ginebra se ha convertido en protagonista involuntaria de la actualidad ‘real’ por el sorprendente viaje del rey don Juan Carlos a la ciudad, donde vive su exilio forzado, a la par que dorado, su hija, la infanta doña Cristina con su marido, Iñaki Urdanagarin. A la espera de la confirmación de la sentencia del exdeportista, la familia al completo ha celebrado su 50 cumpleaños, una significativa fecha a la que no ha querido faltar el Emérito y que ha despertado todo tipo de rumores sobre un acercamiento con quien fuera uno de los causantes de la debacle de su reinado.

El otro motivo (y no es Marta Gayá) del viaje de don Juan Carlos a Ginebra
El Rey  en una imagen de archivo / Gtres

Sin embargo, el padre de Felipe VI no ha viajado a Ginebra solo para ver a su hija o festejar el medio siglo de su yerno. Mientras Vanitatis apuntaba que don Juan Carlos había aprovechado su periplo para reunirse con Marta Gayá, LOOK ha descubierto que el Emérito contaba además con otro motivo colateral para su escapada. El Rey  ha visitado la Feria de Alta Relojería de Ginebra, uno de los encuentros más selectos de la industria de maquinaria de alta precisión, donde se dan cita las grandes marcas del mercado.

[Puedes leer: El Rey Juan Carlos: 80 años en 40 imágenes inolvidables]

No es la primera vez que el monarca asiste a una feria de este tipo. Ya en 2016 visitó por sorpresa el Salón de la Alta Relojería que se celebró en Madrid, invitado por la firma Cartier.

Un evento exclusivo

Los relojes se encuentran entre las grandes pasiones de don Juan Carlos, al igual que la vela o la gastronomía. El padre de Felipe VI comparte esta pasión con su hijo, a quien por su 40 cumpleaños regaló un exclusivo reloj de la firma Audemars Piguet, valorado en más de 20.000 euros.

El otro motivo (y no es Marta Gayá) del viaje de don Juan Carlos a Ginebra
El rey don Juan Carlos en una imagen de archivo / Gtres

Pese a que se tiene constancia de la estancia del Rey en Ginebra en la jornada del lunes, la feria se prolonga a lo largo de cinco días, en los que solo se permite el acceso general el último de ellos.  El SIHH es el primer evento internacional que cada año centra su atención en la alta relojería. Una feria en la que las firmas exponen en exclusiva y solo para profesionales del sector sus novedades para la nueva temporada.

[Puedes leer: CONFIRMADO: El rey Juan Carlos estuvo en Ginebra ¿Ha perdonado a Urdangarín?]

Este digital se ha puesto en contacto con los organizadores del congreso, que han manifestado que “no pueden ni confirmar ni desmentir la presencia de don Juan Carlos en el reciento en el que se desarrolla la feria”. Sin embargo, fuentes expertas de toda solvencia aseguran a LOOK que el monarca pasaría desapercibido, no solo porque se trata de un encuentro cerrado solo accesible para profesionales, sino porque además, en los diversos hoteles de lujo que hay junto al recinto ferial se van organizando numerosos eventos paralelos a cargo de cada una de las firmas de lujo, donde resulta muy complicado reconocer al monarca.

Aficionado a los relojes

Amante del buen gusto, no sería de extrañar que don Juan Carlos haya aprovechado esta visita a Ginebra bien para coger ideas o para adquirir de primera mano un regalo con motivo del 50 cumpleaños de su hijo.

El otro motivo (y no es Marta Gayá) del viaje de don Juan Carlos a Ginebra
Don Felipe con la princesa de Asturias / Gtres

Tanto el Emérito como Felipe VI son conocidos por poseer una fantástica colección de relojes, entre los que se encuentran joyas de firmas como Rolex, Breitling, Audemars Piguet, Patek Phillippe o Cartier. Don Juan Carlos tiene incluso un moderno Apple Watch.

[Puedes leer: El dilema moral al que se enfrenta el Rey Juan Carlos]

Si hay una pieza especialmente destacada en la colección de don Juan Carlos, esta es, sin duda, un reloj de bolsillo en oro grabado con su nombre que recibió de Adolfo Suárez. Un encargo que el ex Presidente hizo a Ernesto García, relojero de la Antigua Relojería de la calle Mayor de Madrid.

 

Últimas noticias