LO ANALIZAMOS

El gesto de Letizia del que todo el mundo habla: ¿un error de protocolo?

El gesto de Letizia del que todo el mundo habla: ¿un error de protocolo?
Ver Galería
La reina Letizia en su último acto público / Gtres

La lluvia ha provocado que se vuelva a hablar de la reina Letizia. La consorte, que llegaba pocos minutos antes de las 19:30 horas de este jueves al concierto previo de los Premios Princesa de Asturias, lo hizo con un gesto que ha sido objeto de análisis para los expertos: no quiso que le sostuvieran el paraguas para permitirle saludar y prefirió, en su lugar, llevarlo ella en todo momento.

[EN IMÁGENES | LOS PREMIOS PRÍNCIPE DE ASTURIAS EN AÑOS ANTERIORES]

Un detalle en el que muchos de los asistentes han reparado y por el que algunos de ellos se preguntaron: ¿Se trata de un error de protocolo? Esta es la razón por la que LOOK se ha puesto en contacto con Gerardo Correas, Presidente de la Escuela Internacional de Protocolo, quien da respuesta a esta cuestión: “El protocolo en sí no determina que se les tenga que sostener el paraguas a ningún miembro de la Familia Real”, comienza afirmando. “Pero sí que suele ser una cuestión de cortesía. En este caso, en mi opinión, Letizia no acepta que le sujeten el paraguas porque quiere transmitir una imagen de normalidad y cercanía. No quiere que se refleje que tiene gente a su servicio”, concluye.

Su intención, la de transmitir cercanía con los asturianos, le ha supuesto ciertas dificultades a la hora de saludar a todos aquellos que querían darle la mano, ya que al llevar el paraguas en la izquierda, no lograba moverse con toda la soltura que le gustaría.

Por su parte, Don Felipe ha optado por no refugiarse de la lluvia y, si bien ha podido moverse por las inmediaciones del recinto con mayor facilidad, lo cierto es que ha entrado prácticamente empapado por el temporal.

Letizia concierto Premios Princesa de Asturias
Los reyes Felipe y Letizia a su llegada al Auditorio ‘Príncipe Felipe’ / Gtres

Otra curiosidad sucedida en la XXVI edición del concierto celebrado en el Auditorio Palacio de Congresos ‘Príncipe Felipe’ de Oviedo, ha sido el momento en el que el rey Felipe VI recibe una carta de una ciudadana en la que, se intuye, solo hay palabras cariñosas entre sus líneas. El monarca acepta el regalo con respeto y le da dos besos en agradecimiento. Hasta aquí, todo parece normal, pero los segundos posteriores se terminan convirtiendo en los más incómodos del Rey en toda su recepción. ¿La razón? Doña Letizia continúa haciendo lo propio y saludando al resto de  asistentes al acto sin percatarse de que su marido está esperando a que ella aprecie, como él, el buen gesto de la ciudadana.

Cabe recordar que los Premios Princesa de Asturias son una de las citas preferidas en el calendario para la reina Letizia. Su visita anual a la capital ovetense es muy especial ya que, entre otras cuestiones, se trata de su ciudad natal, lo que supone un gran acontecimiento en el que despliega todo su arsenal estilístico. En la tarde de este viernes todos los españoles podrán ver a los reyes en la tradicional ceremonia de entrega en el Teatro Campoamor de la localidad.

Temas

Últimas noticias