Amor juvenil

Mar Torres, la novia de Froilán, en cifras

Mar Torres, la novia de Froilán, en cifras
Ver Galería
mar-torres-froilan-familia-dinero

Mar Torres-Fontes es mucho más que la novia Froilán. Detrás del nombre de esta joven de 18 años, que se dejó ver hace unos días en Ibiza en compañía del sobrino del Rey, se esconde un gran patrimonio que hacen de ella una de las grandes ‘solteras de oro’ del panorama nacional. Sin embargo, lo primero que hay que saber es que el fundador de la empresa familiar -la reconocida ‘El Pozo’-, fue el bisabuelo materno de la joven y no su abuelo como se ha especulado hasta ahora. “Tomás Fuertes Fernández es quien la levantó junto a su hermano Pepe y a otra hermana que tienen en la sociedad, pero la empresa ya había sido creada por su padre”, cuenta a LOOK una fuente directa de la familia. Pero este no es el único dato revelador que esta fuente le ha contado a este digital sobre una de las familias más poderosas de España. Hay mucho más.

Más de 1.400 millones de euros levantados de una pequeña carnicería

Instalaciones de El Pozo, en Alhama de Murcia
Instalaciones de El Pozo, en Alhama de Murcia / elpozo.com

Con la mayoría de edad recién cumplida, Mar se ha convertido en una de las herederas con una de las fortunas más importantes del país. Sin embargo, no siempre fue así. La familia Fuertes Fernández, de origen murciano, comenzó su andadura empresarial desde cero, cuando el bisabuelo de la ahora novia de Froilán, tenía una pequeña fábrica de embutidos en un pequeño municipio de la región. “Antes de que ‘El Pozo’ fuera el gigante que es hoy, el padre de Tomás -abuelo de Mar- tenía una pequeña fábrica y una carnicería muy modesta en Alhama (Murcia). A partir de ahí, cuando Tomás y sus hermanos tomaron el relevo, montaron un imperio tremendo”, relata la fuente a LOOK.

Tan grande ha sido el crecimiento empresarial en los últimos cincuenta años, que hoy la fortuna del clan está valorada en más de 1.200 millones de euros, muy por encima, por ejemplo, de los 900 que posee Carmen Thyssen, los 850 de Julio Iglesias o los 750 que posee el dueño de Pronovias, Alberto Palatchi. “Acaban de inaugurar en Rusia una planta tremenda de embutido español”, afirma a este digital otra fuente directa al núcleo familiar. De hecho, esta inauguración viene a colación de los beneficios, más que rentables, de su negocio. ¿La razón? Más allá de la famosa marca de embutidos, la familia ‘política’ de Froilán cuenta  con un conglomerado de empresas, entre otras, es propietaria de marcas como las Bodegas Luzón, los ultracongelados Fripozo, la ganadería Cefusa, los parques zoológicos Terra Natura, la azulejera Todagrés o la inmobiliaria Profusa. Un imperio que han sabido diversificar y gracias al cual el grupo ingresó unos 1.440 millones de euros en el ejercicio de 2015.

Tampoco han dejado de lado la inversión en bolsa. La familia ha invertido grandes cantidades en nombres como Sacyr, ACS, Repsol, BBVA, Santander y CaixaBank, entre otros.

Fuerte apuesta por la hostelería con cuatro hoteles y proyección a futuro

Hotel Agalia
Hotel Agalia / vishoteles.com

Tanto ha crecido el Grupo Fuertes desde su fundación que el negocio se ha diversificado y han apostado muy fuerte por el sector servicios y, más concretamente, por la apertura de varios hoteles de cuatro y tres estrellas en la costa mediterránea. ¿El último? El hotel Agalia, un lujoso establecimiento situado estratégicamente muy cerca del centro de Congresos de Murcia.

Aunque antes, Vis Hoteles (la cadena directamente vinculada al grupo) ya contaba con otros tres establecimientos de similar envergadura: el Azarbe (también en la capital murciana), el resort Pueblo Acantilado Suites de Alicante, también de cuatro estrellas, y el hotel Albahía, en una zona privilegiada y muy comercial de la Costa Blanca. “Me dijeron que también habían llegado a comprar otro hotel frente al Agalia. Lo que está claro es que van a seguir apostando por el sector hotelero“, relata la fuente a LOOK.

Una tienda de moda que facturaba entre 1 y 2 millones de euros anuales

Por otro lado, la madre de Mar, llamada María del Mar Fuertes-Quintanilla también apostó por el mundo empresarial en Murcia bajo la Sociedad Fuertes Quintanilla SL, que le permitió abrir en 1999 el punto de venta Fretsia en pleno corazón de la ciudad. Una tienda de moda que llegó a facturas entre uno y dos millones de euros pero que cerró hace algún tiempo. Probablemente, cuando María del Mar se mudó con sus dos hijas, Mar y Marta, al barrio de Salamanca de Madrid, donde residen actualmente. “La tienda estaba muy cerca de la Gran Vía murciana pero cerró hace tiempo“, confirma un vecino de la localidad a LOOK.

Una residencia de verano en Campoamor (Alicante) valorada en 160.000 euros

Además de todas las posesiones ya citadas que aglomeran la enorme fortuna de esta familia, LOOK también ha podido conocer que Juan Torres-Fontes Suárez, padre de Mar, cuenta con una residencia de verano en la Dehesa de Campoamor (Alicante), donde suele acudir durante los meses estivales son su segunda esposa y los dos hijos que tiene con ella -cabe señalar que los padres de Mar se separaron hace ya más de una década y Juan Torres rehízo su vida al lado de otra mujer-.

La finca en cuestión está situada en los edificios de apartamentos de primera línea de la playa (fueron los primeros  edificios construidos en la urbanización), y aunque este no es el bien inmueble más caro que la familia posee, este digital ha podido saber que este tipo de apartamentos actualmente están valorados en unos 160.000 euros (valor de mercado).

El padre de Mar está imputado por “blanqueo de capitales”

Mar Torres, Froilán
Mar Torres junto a Froilán / Gtres

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce en la vida del clan familiar. ¿La razón? El empresario Juan Torres fue llamado a declarar en el año 2010 por presunto blanqueo de capitales en la trama de corrupción del ayuntamiento de Murcia denominada ‘Operación Umbra’. Por eso, LOOK se ha puesto en contacto con su abogado, Miguel Pardo Domínguez, quien asegura que “el caso va para largo” y en este 2017 no tienen ni previsto “que salga ni del juzgado de instrucción”. Mientras el proceso continúa y se produce el próximo juicio, fecha que el letrado estima para 2019, Juan vive su vida tranquilamente, ya que “confía plenamente en que todo se aclarará”.

Dicho y hecho. Como contamos en LOOK, Torres-Fontes ha estado pasando unos días en Ibiza y Formentera en compañía de su pareja, su hija Mar y Froilán. Unas vacaciones en las que no han reparado en gastos, visitando algunos de los locales más exclusivos de las islas -acudieron a la exclusiva discoteca Ushuaia, donde una botella de champán ronda los 5.000 euros- y alquilando una lancha motora que cuesta 1.400 euros al día.

Unas cifras que no les impedirán seguir derrochando con un alto tren de vida, tal y como queda demostrado por este digital. Al fin y al cabo, se lo pueden permitir.

Últimas noticias