PASIÓN AL VOLANTE

El duque de Edimburgo y su nieto de 11 años, pillados al volante sin carnet

El duque de Edimburgo y su nieto de 11 años, pillados al volante sin carnet
James de Wessex y su hermana Lady Louise / Gtres

El marido de la reina Isabel no renuncia a conducir y parece que le ha transmitido su afición a uno de los más pequeños de la familia.

La cuestión de los miembros del clan Windsor con los coches empieza a ser cuanto menos preocupante. Hace poco menos de dos meses, el aparatoso accidente que sufrió el duque de Edimburgo cuando iba al volante de su Land Rover obligó a la Reina a tomar cartas en el asunto y a sugerir a su marido que renunciase a conducir por vías públicas. Felipe de Mountbatten lo hizo y un tiempo después, era la propia Isabel II la que también anunciaba que no iba a ponerse más al volante en una carretera fuera de sus dominios -ella no necesita carnet-.

El duque de Edimburgo y su nieto de 11 años, pillados al volante sin carnet
El duque de Edimburgo al volante / Gtres

No obstante, nadie dijo nada de los terrenos que pertenecen a la Corona, donde tanto el Duque como la Reina pueden conducir libremente sin suponer un riesgo grave para nadie, al menos, en principio.  Y así lo hacen.

Hace apenas unos días, un medio británico publicaba unas imágenes del marido de la reina Isabel al volante de uno de sus todoterrenos en sus terrenos privados de Windsor. Esto no supone ninguna infracción ya que el Duque puede conducir siempre que no lo haga en zonas en las que podría implicar un riesgo para terceros.

El duque de Edimburgo y su nieto de 11 años, pillados al volante sin carnet
James, vizconde de Severn, con sus padres y su hermana / Gtres

A quien también han pillado los papparazzi al volante ha sido al nieto menor de la Reina. El vizconde de Severn, el hijo del príncipe Eduardo parece haber heredado la pasión de su abuelo por los coches y se ha puesto a los mandos de un Land Rover para dar una vuelta por Windsor en compañía de su madre. A sus once años, el niño se muestra muy seguro conduciendo, de hecho, no es la primera vez que le vemos al volante.

Por extraño que pueda parecer, el joven James no ha cometido ninguna infracción de tráfico, como tampoco lo ha hecho su abuelo el Duque. Hay que tener en cuenta que, a pesar de que no tenga carnet, cuenta con el permiso de sus padres -su madre iba con él en el asiento del copiloto- y además circula por los terrenos privados de su abuela.

Últimas noticias