Casa Real Británica

El duque de Edimburgo, cazado conduciendo sin cinturón 48 después de su aparatoso accidente

Duque de Edimburgo
U380723

Tras el accidente que dejó en el hospital a dos mujeres pero del cual salió ileso, el duque de Edimburgo ha sido pillado conduciendo sin el cinturón reglamentario y obligatorio. En Reino Unido se tacha de irresponsable que conduzca a sus 97 años

Un gran escalofrío recorrió Windsor hace apenas 48 horas. El duque de Edimburgo, a sus 97 años, sufría un aparatoso accidente por el cual su vehículo acababa volcado en la carretera tras colisionar con otro automóvil. Dos mujeres acababan en el hospital mientras que el marido de la reina Isabel II salía ileso de la situación. “Soy un idiota”, comentó el duque tras el incidente, según aseguran testigos presenciales de los hechos al tabloide británico ‘The Telegraph’. Poco después del desagradable momento que ha puesto en jaque sus facultades para la conducción, el duque de Edimburgo ha sido cazado por las cámaras al volante de un Land Rover y sin el cinturón obligatorio y reglamentario. 

Mientras las informaciones que aseguraban que el duque de Edimburgo mantiene contacto con las dos mujeres (ninguna de las dos heridas de gravedad) Emma Fairweather una de las víctimas del accidente ha confesado no haber recibido el apoyo suficiente por parte de Buckingham Palace. “No está feliz” por el modo que el gabinete de la corona real ha manejado el asunto, asegura el citado medio. Emma acabó con una muñeca rota tras los hechos. 

Duque de Edimburgo
Los restos del accidente en la calzada / Gtres.

La conducción, el último ‘vicio’ de duque

A sus 97 años, el padre del príncipe Carlos de Inglaterra acumula escándalos a sus espaldas. Siempre a la sombra de la reina Isabel II, el duque de Edimburgo es un hombre que ha mantenido ciertas costumbres en su vida a pesar de su edad. Según cuenta el escritor, Gyles Brandreth, biógrafo del duque que le conoce desde hace 40 años, la pasión por la conducción era el último ‘vicio’ que le quedaba. Ahora, parece aceptar que su época de conducir, al menos de manera púbica, ha llegado a su fin. La sociedad británica, puesta en alerta tras el accidente, ha despertado con la noticia del cinturón de seguridad. El duque de Edimburgo, muy a su pesar, apagará el motor. 

Últimas noticias