CRISIS EN LA CORONA

El duque de Edimburgo abandona Sandringham antes del gabinete de crisis

El marido de la reina Isabel no asistirá a la reunión de emergencia convocada por la monarca para tratar la renuncia del príncipe Harry y Meghan Markle

Falta muy poco para una de las citas más esperadas de los últimos días. La reina Isabel ha convocado una reunión de emergencia en su residencia de campo de Norfolk, Sandringham, para tratar el asunto que tiene en vilo no solo a los británicos, sino al mundo entero: la crisis de los Sussex. Un encuentro al que está previsto que asistan el príncipe Carlos, el duque de Cambridge y el príncipe Harry y en el que Meghan Markle intervendrá por videoconferencia desde Canadá, donde se encuentra desde hace unos días en compañía de su hijo Archie Harrison.

El duque de Edimburgo ha sido visto saliendo de Sandringham como copiloto de un Land Rover, ya que desde hace casi un año no se pone al volante de un vehículo tras el aparatoso accidente que sufrió y que provocó que dejase de conducir. Felipe no participará en la reunión ya que solo están convocados los herederos directos a la Corona, así como los implicados en el asunto. Todavía es pronto para saber la hora a la que comenzarán a llegar los asistentes, así como si habrá algún tipo de comunicado posterior.

Sussex
El príncipe Harry y el duque de Edimburgo en una imagen de archivo / Gtres

A pesar de que para la Reina, Harry es su nieto preferido, motivo por el cual sse encuentra en una difícil posición, el duque de Edimburgo parece estar muy decepcionado con la actitud del Príncipe. Varios días después del polémico comunicado, fuentes cercanas a los Windsor aseguraron que el Duque estaba profundamente decepcionado y que acusaba a su nieto de una profunda deslealtad y falta de respeto a la Corona. Pase lo que pase, será difícil que Felipe olvide esta afrenta por parte de los Sussex y, si no, habrá que recordar a Sarah Ferguson quien, muchos años después, aún no ha recuperado su confianza.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias