internacional

Carolina de Mónaco se venga de su expareja, Ernesto de Hannover

Carolina de Mónaco , Ernesto de Hannover
Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover en una imagen de archivo / Gtres
  • LOOK

Una nueva batalla acecha a la familia Hannover. Todo comenzó el pasado 11 de septiembre, cuando Ernesto de Hannover Jr. convocó en el castillo de Vaduz al Consejo de Familia en el Principado de Liechtenstein, del que forman parte su madrastra, Carolina de Mónaco; su tío, el príncipe Andreas Fürst zu Leiningen y príncipe Michael de Liechtenstein con intención de planear una estrategia para enfrentarse a la demanda que está preparando su padre, Ernesto de Hannover sénior, contra él.

Carolina de Móncano, Ernesto de Hannover
Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover siguen casado pese a que no son pareja / Gtres

Según desvela el diario alemán Bunte, la expareja de Carolina de Mónaco lleva varios meses trabajando -con un bufete de abogados alemán- en una demanda contra su hijo mayor para intentar recuperar los bienes que le donó en el año 2004, cuando todavía estaba casado con la hermana de Alberto de Mónaco.

Aunque la donación fue bastante generosa, para el joven Hannover supuso el principio del fin y es que muy pronto tuvo problemas para hacer frente al costoso mantenimiento de algunas de las propiedades legadas, lo que le obligó a irse deshaciendo de algunos inmuebles familiares.

Carolina de Mónaco
Carolina de Mónaco se ha posicionado en el lado de su hijastro / Gtres

La transacción que finalmente llevó a Ernesto a actuar fue la venta del castillo de Marienburg, el inmueble más importante de la familia, por un euro al Gobierno de Baja Sajonia. Si bien la intención de su hijo era dejar de tener ese gasto, Ernesto lo vio como una afrenta personal y decidió mandar una carta al Gobierno de Baja Sajonia en la que acusaba a su primogénito de actuar en contra de los intereses familiares y de una “enorme ingratitud”, lo que provocó que el Gobierno pusiera en pausa la operación a expensas de que la familia llegase a un acuerdo.

Una disputa entre padre e hijo en la que Carolina de Mónaco no ha tenido problemas en posicionarse, eligiendo a su hijastro. “Carolina se opone abiertamente a su esposo”, se puede leer en las páginas de Bunte, que además recuerda que aunque Ernesto y Carolina no son pareja desde hace años siguen siendo marido y mujer, pues el alemán se niega a divorciarse de ella. Por ese motivo precisamente la madre de Carlota Casiraghi lleva el título de “su alteza real la princesa de Hannover”, lo que le permite tener voz y voto en la familia de su todavía marido.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias