SHOCK REAL

Temblores, desmayos y huídas: las reacciones más curiosas ante la reina Isabel

Temblores, desmayos y huídas: las reacciones más curiosas ante la reina Isabel
La reina Isabel / Gtres

Las divertidas anécdotas de los que se encuentran cara a cara con la monarca británica.

La reina Isabel impone, eso no es ningún secreto. A pesar de su escasa estatura y su voz aniñada, la monarca es capaz de provocar reacciones de todo tipo en quienes se encuentran en su presencia. Aunque se supone que el protocolo debe mandar siempre, a veces, el pánico se adueña de aquellos que tienen que encontrarse con la soberana y se muestran incapaces de mantener las formas. Y si no, que se lo digan a Nathan Grant, un niño que salió literalmente huyendo de Su Majestad.

La escena ocurrió hace apenas unos días durante una visita de Isabel II a Coram, la organización benéfica más antigua del Reino Unido. Cuando la Reina entró a saludar al grupo que esperaba para darle la bienvenida, el niño, de repente se agachó y salió de la estancia gateando, no sin antes soltar un tímido «Bye». Una imagen que dejó atónitos al resto de presentes pero que no hizo parpadear siquiera a la monarca, quien está acostumbrada a que su presencia imponga.

La reina Isabel / Gtres
La reina Isabel / Gtres

Temblores y desmayos 

No es la primera vez que Isabel II se enfrenta a situaciones parecidas.  El propio duque de Cambridge confesó en un documental emitido con motivo del 90 cumpleaños de la monarca que había visto a lo largo de su vida momentos bastante graciosos, aunque lo más habitual era que la gente se quedara sin palabras o le empezasen a temblar las piernas. «Algunos incluso se han llegado a desmayar», aseguró entonces el príncipe Guillermo.  Menos mal que la Reina está más que acostumbrada  y tiene mucho sentido del humor. Sin embargo, la historia del pequeño Nathan se lleva la palma, hasta ahora.

Harry, ‘el miedica’

Siempre se ha dicho que el príncipe Harry es el nieto preferido de la Reina y que con ella mantiene una relación muy especial. Sin embargo, hace no mucho, él mismo confesó que a pesar de esto, aún le tiene ‘miedo’ a su abuela. En un encuentro con jóvenes del Caribe, el duque de Sussex aseguró que si se encuentra a su abuela por los pasillos de Buckhingham, todavía entra en ‘pánico’, una reacción muy habitual en todos aquellos que se cruzan con ella. «¿Os habéis cruzado ya con la Reina?, Bueno, si lo hacéis en un pasillo, no os asustéis, es normal que entréis en pánico, todos lo hacemos», dijo el Príncipe. Y es que, está claro que Su Majestad impone, independientemente de la relación que se tenga con ella.

Temas

Lo último en Casa Real

Últimas noticias