El eterno heredero

Los 70 años del príncipe Carlos en 7 escándalos

Príncipe Carlos de Inglaterra
Príncipe Carlos de Inglaterra, el eterno heredero cumple 70 años / Gtres

El divorcio y la muerte de Diana terminaron por hundir su popularidad

En 2016 los tabloides británicos le relacionaron con un joven veinteañero

Este 14 de noviembre de 2018, Carlos de Inglaterra cumple 70 años. Una edad a la que el resto de los herederos al trono ya han ocupado su lugar sobradamente. Pero la “impaciencia” que le atribuyen al príncipe de Gales aquellos que mejor le conocen parece haberle colocado en el lugar del eterno aspirante. Y es que, a sus 92 años, Isabel II no muestra intención alguna de abdicar en su hijo. Quizá, alguno de los sonados escándalos protagonizados por el príncipe Carlos a lo largo de su vida, que han puesto en cuestión la rectitud moral de la que hace gala la reina, hayan jugado un papel en ello. A continuación recogemos alguno de los más sonados:

“Un matrimonio de tres”

La boda de cuento de hadas del príncipe Carlos y Lady Di se esfumó de la manera más cruenta cuando la princesa de Gales decidió contar en una entrevista en televisión los entresijos más oscuros de su relación con el heredero al trono. “Éramos tres en nuestro matrimonio” declaraba en 1995 Diana, que confesó que había sufrido bulimia, depresión postparto e incluso llegó a autolesionarse, ya que fue conocedora del romance de su marido con Camila Parker Bowles poco después de su boda. Semanas después de aquellas revelaciones comenzaron los trámites de divorcio, durante los cuales la popularidad de Carlos se desplomó, hasta culminar con la trágica muerte de Diana el 31 de agosto de 1997.

El tampón de Camilla

El romance del príncipe Carlos con su actual esposa, la duquesa de Cornualles, ha sido una historia con idas y venidas dilatada en varias décadas, lo cual no parecía afectar a la fogosidad de los amantes. Y es que uno de sus escándalos más sonados llegó a raíz de una grabación de una conversación privada entre Carlos y Camila en 1992 en la que el príncipe de Gales confesaba que quería ser su tampón, idea que a Parker Bowles le pareció maravillosa.

El príncipe Carlos y Camila
El príncipe Carlos y Camila, un romance incombustible / Gtres

Sospechas gays

En 2016, el príncipe Carlos vio como los tabloides británicos especulaban sobre un supuesto escarceo del heredero con un veinteañero, basándose en unas imágenes en las que se le veía de espaldas muy cerca de la cara del joven. Esto reavivó unas antiguas publicaciones que aseguraban que Diana sospechaba que su marido mantenía un affaire con su ayudante, Michael Fawcett.

Excéntrico y caprichoso

En una de las últimas biografías publicadas sobre el príncipe Carlos, el periodista Tom Bower asegura que el heredero es un hombre excéntrico y caprichoso que viaja con su propio retrete y papel higiénico, además de su cocinero privado, incluso cuando le invitan a almorzar sus amigos.

Carlos de Inglaterra
Carlos de Inglaterra planta un árbol en Escocia / Gtres

Ecologista del lujo

Otra de las grandes paradojas en la personalidad de Carlos de Inglaterra, que ha suscitado numerosas críticas en la prensa británica, tiene que ver con su preocupación por el planeta y las causas sociales mientras mantiene una vida llena de lujos. Y es que, según se ha publicado, los gastos de sus desplazamientos son los más elevados de la familia Windsor, vuela en jet privado y emplea a un ‘ejército’ de sirvientes para realizar cualquier tarea, además de no reparar en gastos a la hora de celebrar fiestas.

Joven ‘bebedor’

Siendo aún un escolar, el príncipe Carlos suscitó numerosos titulares cuando en una visita a la escocesa isla de Lewis el heredero entró en el pub The Crown Hotel y pidió un brandy de cereza, lo que fue presenciado por un periodista. Inicialmente Buckingham negó los hechos, aunque finalmente acabó reconociendo lo sucedido.

El príncipe de Gales
El príncipe de Gales visita un mercado en Irlanda / Gtres

Entrometido

Si algo es indispensable en una monarquía parlamentaria es la neutralidad de la Corona. Sin embargo, parece que al príncipe Carlos de Inglaterra le gusta hacer públicas sus opiniones y tomar partido en diversas causas, una actitud que le ha sido recriminada por la prensa. Los ex primeros ministros Tony Blair y David Cameron no tuvieron la mejor de las relaciones con el heredero de la reina Isabel, por lo que, de cara a su ascenso al trono, el propio Carlos ha reconocido que como rey no podrá comportarse como lo hace siendo príncipe de Gales.

Últimas noticias