¿ROYAL YO? NO, GRACIAS

¿Qué descubrió Chelsy Davy gracias a la boda de Kate Middleton?

Chelsy Davy / Gtres
Chelsy Davy / Gtres

El enlace en Wetsminster hizo a la sudafricana comprender que no estaba hecha para la vida en Palacio

Cuando el príncipe Harry empezó a salir con la sudafricana Chelsy Davy, sobre la pareja recayó un aluvión de atención mediática con el que resultaba difícil ‘lidiar’. Seis años después, la historia de amor entre el príncipe y la joven se terminaba de manera amistosa por motivos que nunca han quedado del todo claros. Hay quien apuntaba que Harry estaba demasiado centrado en su carrera militar y que además su carácter rebelde y fiestero había hecho mella en la relación con Chelsy, sin embargo, la joven confirmó en una entrevista al periódico “The Times” en 2016 que la presión mediática había sido el motivo de su ruptura. “Era muy intenso, demencial, terrorífico e incómodo”. Sea como fuere, lo cierto es que la que un día se había postulado como la candidata perfecta a nuera de Carlos de Inglaterra dejaba el camino libre para que el Príncipe conociera -unos años más tarde- a la que hoy es su esposa.

Harry
Chelsy y Harry en una imagen de archivo / Gtres

No ha sido hasta ahora cuando por fin se han conocido uno de los motivos que influyó en que Chelsy decidiera que con el hijo de Diana de Gales no podía haber marcha atrás. La joven ya era casi una más de la familia e incluso la invitaban a algunos de los actos relevantes para los Windsor, de hecho, fue una de las asistentes a la boda de los duques de Cambridge apenas unos meses después de su ruptura definitiva con Harry. Fue precisamente aquel 29 de abril de 2011 cuando la zimbabwense comprendió que su historia con el nieto de la Reina no tenía futuro.

Chelsy Davy boda Harry y Meghan
Chelsy Davy llegó muy sonriente a la boda de Harry / Gtres

Ha sido Angela Levin,  biógrafa del duque de Sussex quien ha revelado este detalle. En el libro “Harry: Conversaciones con el Príncipe”, la periodista detalla cómo un amigo de la sudafricana aseguro que la fastuosidad y pompa de la boda abrumó de tal manera a Chelsy que se quedó plenamente convencida de que había tomado la decisión adecuada rompiendo con Harry. Pese a que la joven era consciente de que el Príncipe y ella tenían mucho en común, “se dio cuenta de que venían de mundos tan diferentes que su relación nunca podría haber funcionado, sobre todo por lo mucho que ella valoraba y protegía su privacidad”.

Pese a que en el momento de la boda de Kate y William, Chelsy y Harry ya no estaban juntos, ella fue uno de sus mayores apoyos a la hora de ayudarle a preparar su discurso de padrino. Tanto es así que fue quien le sugirió que eliminara algunas de las anécdotas que podrían no ser del gusto de la reina Isabel y fue la primera en escucharlo.

Kate Middleton y el príncipe Guillermo en su boda / Gtres
Kate Middleton y el príncipe Guillermo en su boda / Gtres

Hoy la relación entre ambos es muy buena, de hecho, Chelsy estuvo invitada a la boda de los duques de Sussex y curiosamente parece haber encontrado en amor junto al productor de televisión James Marshall, amigo de Meghan Markle.

 

Últimas noticias