CUESTIONES FAMILIARES

Los verdaderos motivos del ‘plantón’ de Felipe de Edimburgo a Trump

Los verdaderos motivos del ‘plantón’ de Felipe de Edimburgo a Trump
La reina Isabel y Donald Trump / Gtres

A pesar de estar oficialmente jubiliado, el duque de Edimburgo elige a qué actos acude

13 de julio de 2018. La reina Isabel recibe en el Castillo de Windsoral presidente Trump y a su esposa. Una cita histórica cargada de significado. Es la primera vez que el mandatario estadounidense visita el Reino Unido desde que asumiera el cargo como Presidente de los Estados Unidos y todos los ojos están puestos en la reunión por diversos motivos. Hasta casi último momento no se sabe si la recién estrenada duquesa de Sussex, Meghan Markle, estará presente en el almuerzo. La esposa de Harry, norteamericana de nacimiento, criticó antaño al ahora político, pero la situación ha cambiado. Como miembro de la Familia Real no se le permite expresar opiniones políticas. Por si esto no fuera suficiente, el posible duelo de estilo entre Meghan y Melania Trump o incluso la propia Kate Middleton -que aún está de baja por maternidad- echa más leña al fuego. Sin embargo, y para decepción de la mayoría, nada de esto ocurre. El encuentro se limita a la Reina y los Trump, una cita ‘sosa’, pero planeada así a propósito.

Una ausencia calculada

Nadie esperaba al duque de Edimburgo en Windsor. El marido de la Reina lleva un año ‘retirado’ de la vida pública desde que el pasado agosto anunciara su jubilación. De hecho, solo hace acto de presencia en determinados actos como la boda del príncipe Harry o algún torneo de polo a su elección. Sin embargo, el día que los Trump visitaron Windsor, Felipe de Mountbatten tenía un compromiso más importante que atender.

La reina Isabel y el duque de Edimburgo / Gtres
La reina Isabel y el duque de Edimburgo / Gtres

El marido de la Reina se trasladó en helicóptero desde Sandringham hasta la Abadía de Romsey en Hampshire para asistir al bautizo del hijo de Thomas y Alexandra Hooper, hija del actual Conde de Mountbatten, Norton Knatchbull, de quien además es padrino.

Tras la ceremonia, el Duque regresó a Sandringham, donde permanece la mayor parte del tiempo desde que abandonara la vida pública aunque también pasa largar temporadas en Windsor. Solo abandona su retiro voluntario para determinados acontecimientos, siempre cuando él mismo considera que son lo suficientemente importantes. De hecho, está en duda que vaya a asistir al próximo enlace de su nieta la princesa Eugenia, ya que es de dominio público que el marido de la Reina no mantiene una buena relación con su exnuera Sarah Ferguson. Habrá que esperar a octubre a ver si finalmente aparece o no.

 

 

Últimas noticias