A PLENA LUZ DEL DÍA

Ladrones de altos vuelos: Roban dos coronas de la Casa Real Sueca

Ladrones de altos vuelos: Roban dos coronas de la Casa Real Sueca
La Familia Real Sueca en una imagen de archivo / Gtres

La Familia Real Sueca ha sido víctima del hurto de unas piezas con alto valor histórico

Gran disgusto para los Bernadotte. La Familia Real de Suecia ha sido víctima de un robo digno del argumento de una película de acción. Ha sido en la catedral de Strängnäs, en la provincia de Södermanland, al oeste de Estocolmo, donde han sido sustraídas varias piezas del Tesoro Real. Según confirman medios locales, se trata de dos coronas pertenecientes al rey Carlos IX y a la reina Cristina, así como un orbe y dos cetros.

Ladrones de altos vuelos: Roban dos coronas de la Casa Real Sueca
El tesoro robado

Las piezas, datadas a principios del siglo XVII, forman parte del conjunto funerario de los Reyes, y aunque en origen fueron enterrados con ellos, más adelante se decidió exponerlas a la vista del público. El hurto se produjo la tarde del martes 31 de julio y los ladrones huyeron del lugar de los hechos en una pequeña lancha, tal como han confirmado testigos del incidente que se encontraban en la zona en el momento. “Vi a dos personas corriendo y saltar a una lancha, entonces llamamos a la policía cuando nos dijeron que se habían llevado algo de la catedral”, ha dicho a Aftonbladet un testigo.

Ladrones de altos vuelos: Roban dos coronas de la Casa Real Sueca
La policía acordona la zona / Gtres

Por ahora se desconoce su paradero, pero la policía está dedicando todos sus esfuerzos en la recuperación del botín y la captura de los responsables, ya que es un atentado contra la ciudadanía. Como ha manifestado el párroco de la iglesia, “es imposible ofrecer un valor económico en torno a las piezas, ya que son objetos de patrimonio nacional, que reflejan la evolución histórica de nuestro país y esto es un robo a todos los suecos”.

Ladrones de altos vuelos: Roban dos coronas de la Casa Real Sueca
La policía acordona la zona / Gtres

No es la primera vez que los tesoros reales de la Corona se ven amenazados. En 2012, un joven de 19 años reconoció haber robado joyas del apartamento de la princesa Christina de Suecia por valor de más de 100.000 euros, incluida una tiara. En su caso, la motivación era para mantener su adicción a las drogas. La pregunta ahora es, ¿qué intención tienen los ladrones?

Últimas noticias