HEREDERA LEGÍTIMA DE LOS BORBÓN DOS-SICILIAS

Ha nacido una estrella: Descubrimos a María Carolina de Borbón Dos-Sicilias

María Carolina de Borbón Dos-Sicilias junto a su padre / Gtres
Ver Galería
María Carolina de Borbón Dos-Sicilias junto a su padre / Gtres

Tiene solo 15 años, pero las ideas muy claras. La hija mayor de los duques de Castro sabe muy bien lo quiere y es perfectamente consciente de su lugar en el mundo. María Carolina de Borbón, no es solo una adolescente de extraordinaria belleza y cuidada educación, sino que es la heredera a uno de los pretendientes al por ahora extinto trono de las Dos Sicilias. La dinastía a la que pertenece es una rama italiana de la Casa de Borbón, que desde desde mitad del siglo XVIII hasta el último tercio del siglo XIX reinó en los territorios de Nápoles y Sicilia.

Al pertenecer a una familia que en la actualidad no cuenta con ninguna responsabilidad oficial, María Carolina disfruta de ciertas libertades que no gozan otras princesas europeas. La joven vive entre Roma -ciudad en la que nació-, Mónaco y París. María Carolina encarna a la perfección el arquetipo de royal moderna con un punto clásico y una vida de cuento. La hija mayor de los duques de Castro es una gran apasionada del cine, de hecho, ya ha hecho su debut en la gran pantalla, y no en un filme cualquiera. Ha sido en el biopic de la vida de Grace de Mónaco protagonizado por Nicole Kidman.

Ha nacido una estrella: Descubrimos a María Carolina de Borbón Dos-Sicilias
Camilla de Borbón Dos-Sicilias y sus hijas María Carolina y María Chiara de en Nueva York / Gtres

Una princesa solidaria y comprometida

A pesar de su juventud, María Carolina se desenvuelve con soltura ante los medios. Ya en 2017 concedió una entrevista al diario ‘La Nuova Fenice’ en el que comentaba algunos proyectos solidarios en los que se había implicado junto a su hermana. Era la primera vez que la joven hablaba a los medios y descubría algunos de los aspectos más desconocidos de su vida. Ahora, al cumplir los 15 años, lo ha vuelto a hacer. Ha sido en la revista belga ‘Soir Magazine’, donde la Princesa ha ofrecido su entrevista más sincera.

Estudiante sin colegio

Aunque lleva una vida aparentemente normal, ni María Carolina ni su hermana María Chiara van al colegio. Las niñas estudian en casa con varios profesores y en seis idiomas diferentes, lo que según la Princesa le permite tener una mente mucho más abierta y le facilita las relaciones con los demás. “Es un pasaporte para la vida, un precioso regalo que mis padres nos han hecho”, asegura a la publicación. Pese a que pueda resultar extraño, no echa de menos ir al colegio porque no lo ha llegado a conocer nunca.

Ha nacido una estrella: Descubrimos a María Carolina de Borbón Dos-Sicilias
María Carolina con su madre la princesa Camilla y su hermana María Chiara / Gtres

Sucesora de su padre, aunque con un sueño por cumplir

Todavía es muy joven para plantearse el futuro de la Casa, pero es consciente de que algún día tendrá que tomar el testigo de su padre, quien la está preparando para ello. “Sé que tengo deberes para con mi familia y que algún día tendré muchas responsabilidades, por eso tengo que conocer no solo la historia de mi familia, sino también la de Italia”, sentencia. Aunque sabe cuál es su destino, eso no significa que no sueñe con otra cosa. De hecho, María Carolina querría convertirse en una gran actriz y ya ha hecho sus ‘pinitos’ en la gran pantalla. Fue hace unos años, cuando debutó junto a Nicole Kidman en el biopic sobre Grace Kelly. Pese a que le encantaría poder desarrollar una carrera como artista, la duquesa de Calabria y Palermo no tiene intención de abandonar sus estudios y piensa ir a la universidad, donde podría matricularse en Bellas Artes, aunque aún no ha tomado una decisión definitiva.

Ha nacido una estrella: Descubrimos a María Carolina de Borbón Dos-Sicilias
Carlos de Borbón dos Sicilias con su mujer Camilla y sus hijas María Carolina y María Chiara de Borbón Dos Sicilias en París / Gtres

Una más entre las royals

Aunque María Carolina es hija de un aspirante a rey sin trono, eso no es óbice para que tanto ella como su familia sean tratados como auténticos royals entre el resto de príncipes europeos. Tanto es así, que la joven hizo la Primera Comunión junto a los príncipes Nicolás y Emérico de Bélgica, hijos del príncipe Lorenzo. Y es que el hermano del rey Felipe de los belgas es padrino de la joven María Carolina y sus familias pasan juntas las vacaciones a menudo.  Pero los Borbón Dos-Sicilias no solo mantienen buenas relaciones con la Casa Real Belga. También con la Danesa, Sueca, Monegasca, Luxemburguesa….a nivel oficial y extraoficial.

Una vida privilegiada

María Carolina es consciente de que haber nacido hija de un príncipe le aporta una situación privilegiada, aunque sabe que conlleva obligaciones y que no todo es como en los cuentos. A pesar de que cuando era pequeña no comprendía muy bien su situación, el viajar con sus padres y observar las circunstancias de otras personas le permitieron apreciar lo afortunada que era. No obstante, gracias también a esto ha podido comprender la importancia que tiene ser solidario, ayudar a los demás por no recalcar que le ha permitido aprender de otras culturas y coincidir con grandes personalidades del mundo actual como  Barack Obama o Bill Gates.

Ha nacido una estrella: Descubrimos a María Carolina de Borbón Dos-Sicilias
Carlos de Borbón dos Sicilias con su mujer Camilla y sus hijas María Carolina y María Chiara de Borbón Dos Sicilias durante la visita a una exposición en Madrid / Gtres

Las dos ramas Borbón Dos-Sicilias

Los Borbón Dos-Sicilias están en la actualidad ligados al conflicto. A pesar de que se trata de una dinastía de la Casa Borbón que en la actualidad no cuenta con ningún territorio sobre el que reinar, hay dos ramas de la familia que se disputan el reconocimiento. Por un lado, la rama italiana y por otro la española.  Carlos de Borbón-Dos Sicilias es el  representante de la partea italiana, mientras que Pedro de Borbón-Dos Sicilias lo es de la española. Ambos mantienen una pugna por el liderazgo que a nivel europeo parece decantarse por el padre de María Carolina.

El conflicto se remonta a la década de 1960 tras la muerte sin herederos de Fernando Pío de Borbón-Dos Sicilias, sobrino del último Rey de Nápoles. Fue entonces cuando su hermano menor, Rainiero, asumió la jefatura. Sin embargo, el hecho de que Rainiero asumiera el cargo partía de una base que muchos no admitieron como legítima. El supuesto heredero legítimo, Carlos Tancredo, hermano anterior a Rainiero, había renunciado de manera pública, tanto para él como para sus sucesores, al casarse con la entonces princesa de Asturias.  Sin embargo, el hijo de Tancredo se rebeló ante esta situación y se proclamó legítimo heredero, algo que en Europa no se admite dado que esta rama se había integrado con la Casa Real Española.

Últimas noticias