En imágenes

EN IMÁGENES | Descubrimos la lujosa villa en la que Mette-Marit pasó sus vacaciones gaditanas

Mette-Marit
Ver Galería
Mette-Marit en una imagen de archivo / Gtres

Mientras que los reyes de España se esfuerzan para que sus vacaciones de verano sean totalmente privadas y no se conozca nada de ellas, los miembros de otras familias reales, aunque no las anuncian, no tienen reparo en dejarse ver disfrutando de su tiempo libre. Hace un par de semanas, se supo que Mette-Marit, la mujer del príncipe Haakon de Noruega había estado pasando unos días en Conil de la Frontera, Cádiz, junto a su madre, Marit Tjessem, y dos de sus hermanos, Espen y Per Hoibi.

Unas pequeñas vacaciones que empezaron el pasado 26 de junio y que se descubrieron gracias a una fotografía compartida por los dueños del restaurante Timón de Roche, donde la princesa estuvo comiendo con su familia. “En ningún momento anunciaron su visita o se dieron a conocer. Se comportaron como unos comensales más”, comentaron desde el local a El País.

Haakon de Noruega, Mette-Marit
El príncipe Haakon de Noruega y Mette-Marit durante unas vacaciones en Mallorca en el año 2003 / Gtres

Y es que la prioridad del grupo era pasar desapercibido. Por eso eligieron para alojarse una de las zonas más exclusivas de Conil, la lujosa urbanización Roche Residencial. Dentro de la oferta de casas, se decantaron por una increíble villa de alquiler llamada ‘Dos Horizontes’, a la que no le falta detalle y de la que te lo contamos todo.

Dividida en cuatro plantas, una de las cosas que más sorprenden es su gran capacidad, de 14 personas y 7 dormitorios, por lo que junto a Mette-Marit y familia podrían haber viajado con varias personas del equipo de seguridad.

El enclave es el punto fuerte de la vivienda y no solo por estar situada a menos de 100 metros de la playa de Roche, sino porque cuenta con un gran jardín y una piscina de azulejos blancos. Aunque desde el jardín no se puede disfrutar del mar, sí que se ve desde cuatro de los siete dormitorios y de la azotea.

De hecho, esta última planta es una de las favoritas de los huéspedes por su zona chill-out, desde la que se puede ver la puesta de sol que, según explica la página web de la villa, “dependiendo de la época del año, será entre la isla de Sancti Petri, situada a la derecha, y el faro de Conil, a la izquierda”.

Tener al alcance de la mano de tantas comodidades tiene un precio no apto para todos los bolsillos, desde 1.364 euros la noche, pudiendo llegar a costar 11.000 euros la semana según la época del año. Pincha en la galería para ver todos los rincones del envidiable alojamiento que ha disfrutado la princesa de Noruega.

 

Temas

Últimas noticias