DÍA ESPECIAL PARA LOS WINDSOR

Un reverendo miedoso y una ausencia destacada: Los detalles que marcarán el bautizo de Louis de Cambridge

Louis de Cambridge
Los duques de Cambridge, tras el nacimiento de Louis / Gtres.

Quedan muy pocas horas para uno de los acontecimientos más importantes de la realeza británica. A las 16:00 de la tarde, en la capilla del Palacio de St. James tendrá lugar el bautizo del tercer hijo de los duques de Cambridge, el príncipe Louis de Cambridge. Un acto que, aunque sea de carácter privado, supondrá una de las pocas veces que se vea a Kate Middleton hasta que retome su actividad oficial el próximo mes de octubre.

Pese a que la ceremonia será breve y no acaparará tanta atención como lo hizo la del heredero, el príncipe George, hay una serie de detalles y curiosidades que no pasarán inadvertidos, como el lugar, la lista de invitados, los padrinos o las ausencias más destacadas. Louis es el tercer hijo de los Duques y solo por eso está destinado a captar menos atención que sus hermanos mayores, sin duda, hoy será el día en el que todos estén pendientes de él.

Un reverendo ‘miedoso’

“Si vas a una boda, te da miedo que se te caigan los anillos, si vas a un bautizo, tienes miedo de tirar al bebé”. El Arzobispo de Canterburby, Justin Welby, tiene pánico de que el pequeño Louis se resbale entre sus brazos. Él será el encargado de bautizar al tercer hijo de los duques de Cambridge en la capilla del Palacio de St. James.

Un día significativo

Aunque pueda parecer que la elección del día es casual, todo obedece a un plan. El de hoy es un día muy especial para la Reina y para el príncipe Felipe. Se cumplen exactamente 71 años desde la Casa Real anunciase su compromiso, el 9 de julio de 1947.

Isabel II Duque de Edimburgo
La reina Isabel II, junto al duque de Edimburgo, en una imagen de archivo / Gtres

El regalo más especial

Es aún muy pequeño, pero ya ha recibido el que probablemente sea uno de los regalos más entrañables. El príncipe Harry ha obsquiado a su sobrino Louis de Cambridge con una  primera edición de Winnie the Pooh (1926) que le ha costado la friolera de 8.000 libras. Un libro que le recuerda mucho a su madre, ya que ella se lo leía cuando era pequeño.

Ausencias destacadas

Y si para la Reina es un día especial, no estará para celebrarlo. Buckingham Palace ha confirmado que ni Su Majestad ni su Alteza Real el duque de Edimburgo asistirán al bautizo.

El lugar elegido

Igual que ocurrió con el primogénito de los Duques, el pequeño Louis de Cambridge será bautizado en la capilla del Palacio de St. James. Un lugar que tiene unos lazos muy especiales con los príncipes William y Harry, pero también con Meghan Markle. Fue en St. James donde descansó el cuerpo de Diana de Gales antes de su funeral y ha sido ahí donde se ha bautizado Meghan poco antes de su boda con Harry.

Los invitados

Será una ceremonia breve y discreta, como suele ocurrir en estos casos. Kensington Palace. Apenas una decena de invitados entre los que destacan los duques de Sussex, la familia Middleton, el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles.

Los padrinos

Pese a lo que se pensaba en un principio, Meghan Markle no será madrina del pequeño Louis de Cambridge. Finalmente, los Duques han escogido a Nicholas van Cutsem,  Guy Pelly,  Harry Aubrey-Fletcher, Lady Laura Meade, Robert Carter,  Miss Lucy Middleton.

Meghan, duquesa de Sussex Príncipe Harry
Meghan, duquesa de Sussex, finalmente no será madrina / Gtres

El faldón

Louis lucirá el tradicional traje de cristianar con el que se bautiza a todos los bebés de la Casa de Windsor. Se trata de una réplica del original que procede de la época victoriana y que se elaboró tras el bautizo de la hija del príncipe Eduardo.

La pila bautismal

Como es tradición, Louis de Cambridge será bautizado con agua del río Jordán y en la Lily Font, una pila de plata que encargó la reina Victoria después del nacimiento de su primera hija.

La fiesta

Clarence House, residencia privada del príncipe de Gales, será el lugar en el que se celebre la recepción tras la ceremonia. Una fiesta en  la que se servirá un té y una ‘tarta de bautizo’, inspirada en el pastel de boda de los duques de Cambridge.

Las fotos oficiales

Aunque habrá muchas imágenes a la entrada del templo, no será hasta dentro de unos días cuando la Casa Real distribuya las fotografías oficiales de la ceremonia. Clarence House es el lugar elegido para que se realicen estas fotografías y el encargado es Matt Holyoak, el mismo que hizo las fotos del 70 aniversario de bodas de la Reina y el duque de Edimburgo.

Últimas noticias