Vacaciones

Adiós a los veranos felices de los Urdangarin Borbón: así eran sus idílicas vacaciones

Infanta Cristina, Iñáki Urdangarin
Ver Galería
Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina con sus hijos en una imagen de archivo / Gtres

Tras una larga espera Iñaki Urdangarin sabe cuál será su próximo destino. Casi ocho años después del comienzo del ‘caso Nóos’, el Tribunal Supremo ha condenado al marido de la infanta Cristina a cinco años y diez meses de prisión. Una sentencia que cambiará para siempre la vida de esta familia que quiere apurar los últimos instantes que queden hasta que el ex jugador de balonmano tenga que entrar a la cárcel.

Ahora más que nunca la pareja querrá pasar desapercibida y disfrutar con sus hijos, pues este podría ser el último verano que pasen todos juntos hasta dentro de algunos años.

Iñaki Urdangarin, infanta Elena
Iñaki y Cristina durante unas vacaciones en Bidart / Gtres

En estos últimos años, han mostrado una clara preferencia por el mes de agosto para ir a la playa, en concreto a la ciudad gala de Bidart, en el conocido como País Vasco francés, el rincón en el que se han refugiado durante los últimos tiempos. Un destino elegido en parte por la cercanía a la familia de Iñaki y en parte por la evidente ‘exclusión’ de los que fueran duques de Palma de la Familia Real. Un aislamiento por el que tuvieron que decir adiós a las vacaciones familiares en la isla mallorquina, donde sí se suele ver a sus hijos, Juan, Pablo, Miguel e Irene, en compañía de su abuela, la reina Sofía.

Infanta Cristina, Iñáki Urdangarin
En Bidart conseguían pasar desapercibidos / Gtres

La madre de Felipe VI no ha dejado de lado a su hija mayor ni al resto del clan y, además de viajar con frecuencia a Ginebra para estar con ellos, sigue luchando para que sus nietos no se pierdan la experiencia de disfrutar de la isla. Un paraíso al que Cristina e Iñaki no van desde hace años, por lo menos de manera pública. En el caso de Cristina, se trata del año 2013 y, en el de Iñaki, del 2011. Desde entonces, ni uno ni otro han pisado la ciudad fetiche de la familia real para veranear.

Así las cosas, es con la rama paterna con quienes los niños Urdangarin han pasado largas jornadas de juego y descanso en los últimos tiempos. Días de playa en los que Claire Liebaert, madre del cuñado de Felipe VI, era quien hacía las veces de anfitriona.

Últimas noticias