UN DÍA DESPUÉS DEL 'TROOPING THE COLOUR'

EN IMÁGENES : Kate Middleton, una madraza en el polo

EN IMÁGENES : Kate Middleton, una madraza en el polo
Ver Galería
Kate Middleton y sus hijos / Gtres

Kate vuelve a ser protagonista. Si en el ‘Trooping the Colour’, la recién estrenada duquesa de Sussex acaparó todos los flashes con un look de Carolina Herrera, apenas un día más tarde, su cuñada ha copado todas las portadas. A pesar de lo que se ha dicho en muchos medios, la esposa del príncipe Harry no rompió el protocolo con su espectacular diseño ‘off-shoulders’, pero sí es cierto que el resto de damas Windsor fueron más comedidas en sus outfits, lo que provocó que todas las miradas se posaran en ella.

EN IMÁGENES : Kate Middleton, una madraza en el polo
En este divertido día solo faltaba el pequeño Luis / Gtres

Sea como fuere, Kate ha vuelto a recuperar la ‘corona’. Los Cambridge casi al completo se dejaban ver en el Club Beaufort de Polo de Londres, donde el príncipe Guillermo ha disfrutado de uno de sus deportes preferidos. Mientras el Duque competía, Kate y los niños se entretenían en los alrededores del campo, donde han charlado con varios amigos, entre los que se encontraban sus primas Isla y Savannah Phillips.

EN IMÁGENES : Kate Middleton, una madraza en el polo
Kate es una madre muy cariñosa / Gtres

Para esta ocasión, Kate se ha decantado por un cómodo vestido de rayas de Zara, cuyo precio es de 39,90 libras, que ha combinado con unas cuñas de esparto. Pese a llevar tacones, la Duquesa ha demostrado que está en plena forma y no ha tenido problema en perseguir a sus hijos por el campo y jugar con ellos en los columpios que había en la zona.

EN IMÁGENES : Kate Middleton, una madraza en el polo
Kate ha estado muy pendiente de sus niños / Gtres

A sus tres años, la pequeña Charlotte es toda una ‘mini it girl’. Vestida con un traje con estampado floral, la niña llevaba unas graciosas gafas sol con las que ha estado jugando en todo momento. Mientras, su hermano George ha demostrado sus habilidades con el taco con el que se juega al polo, lo que hace muy probable que siga los pasos de su padre y de su tío en este deporte. A quien se ha echado de menos es a Luis, que en esta ocasión se ha quedado en casa con su niñera, la palentina María Teresa Turrión. 

 

Últimas noticias