TERCERA HIJA DE LA PRINCESA MAGDALENA

Las royal ladies de Suecia llenan de flores el bautizo de Adrienne

Las royal ladies de Suecia llenan de flores el bautizo de Adrienne
Ver Galería
Bautizo de Adrienne de Suecia / Gtres

Explosión de color en el norte de Europa. Las princesas suecas parecen haberse puesto de acuerdo y han llenado de flores una de las jornadas más importantes de este año, en la que se ha celebrado el bautizo de la tercera hija de Magdalena de Suecia. La pequeña Adrienne ha recibido las aguas bautismales en una ceremonia discreta que ha tenido lugar en la capilla del  Palacio de  Drottningholm.

Una cita a la que no han querido faltar casi todos los miembros del clan Bernadotte. A partir de las 11:00 de la mañana empezaban a llegar los primeros invitados, la más destacada, la princesa Birgitta, hermana del Rey, que se había perdido todos los bautizos reales desde el de Estelle y que habitualmente reside en Mallorca. El de Adrienne ha sido un bautizo muy especial porque la pequeña es la primera nieta de Carlos Gustavo que no cuenta con padrinos de sangre azul. Aunque se esperaba que el príncipe Daniel o la princesa Sofía estuvieran entre los padrinos, finalmente Magdalena y Chris O’Neill han preferido que su hija tenga por padrinos a amigos o familiares sin vínculos con la realeza, rompiendo así una arraigada tradición.

La fecha elegida para el bautizo tampoco es fruto de la casualidad. La niña está a punto de cumplir tres meses de edad. El 8 de junio se cumplen cinco años del enlace de Magdalena y Chris O’Neill y se celebra también el cuarto aniversario del bautizo de su primogénita, la princesa Leonore, que recibió las aguas en el mismo lugar que sus hermanos.

Leonore, princesa descalza

Los grandes protagonistas de la jornada han sido los más pequeños de la familia, que han derrochado simpatía y han cumplido con las normas protocolarias a la perfección. Sin embargo, Leonore, la hija mayor de Magdalena ha sido quien más miradas ha acaparado. La niña, vestida de blanco, no ha llevado zapatos en ningún momento y ha caminado descalza desde la entrada al recinto a pesar del empedrado del camino. La pequeña se ha mostrado muy juguetona durante toda la jornada, intentando llamar la atención de sus padres y de sus tíos.

 

Las royal ladies de Suecia llenan de flores el bautizo de Adrienne
Leonora descalza / Gtres

Una gran ausente

Se esperaba la presencia de toda la Familia Real al completo, sin embargo, se ha echado de menos a alguien. La hija mayor de Victoria de Suecia, que fue la gran protagonista en las celebraciones del Día Nacional, no ha podido participar en una jornada tan especial. Según han confirmado varios medios, la segunda en la línea de sucesión se ha quedado en casa  porque no se encontraba bien.

Al finalizar la ceremonia, la pequeña Adrienne ha recibido una versión en miniatura de la Real Orden de los Serafines de manos de su abuelo y se ha ofrecido un almuerzo en los salones del Palacio de  Drottningholm.

Princesas en clave floral

Las damas Bernardotte se han decantado por estilismos en clave floral, muy primaverales. Todas ellas con tocado, la más original ha sido Magdalena, que ha escogido una corona de flores.

Últimas noticias