SECRETOS ESCONDIDOS

Lo que todavía no se ha contado de las fotos oficiales de la boda de Harry y Meghan

Lo que todavía no se ha contado de las fotos oficiales de la boda de Harry y Meghan
Ver Galería
Imagen oficial de los duques de Sussex y sus pajes / Gtres

Ha pasado una semana desde la boda real del año y aún seguimos descubriendo secretos del enlace del príncipe Harry y Meghan Markle. Los últimos están relacionados con los más pequeños del clan Windsor, que ejercieron de pajes y damas de honor en el día más importante de los ya duques de Sussex y que ocuparon un papel preferente en las imágenes oficiales de la boda.

Aunque el cortejo de pajes de la novia estaba formado por un total de diez niños, dos de ellos acapararon el mayor protagonismo. Los príncipes George y Charlotte, hijos de los duques de Cambridge, a pesar de su corta edad, demostraron estar perfectamente instruidos en las normas protocolarias. Fue Charlotte, de tres años, quien se encargó de organizar al resto e incluso llegó a decirle a otra de las niñas que no debía de moverse de su sitio hasta que se lo indicasen.

Lo que todavía no se ha contado de las fotos oficiales de la boda de Harry y Meghan
Foto oficial de la boda de Meghan y Harry/ Gtres

La hija mediana de los Duques no era primeriza en  ejercer como dama de honor, sino que ya lo había hecho en la boda de su tía Pippa Middleton y sabía a la perfección cuál era su papel, que se tomó muy en serio. No fue la única que lo hizo. Su hermano, el príncipe George también actuó con profesionalidad como si se tratase de un niño de más edad. El primogénito de Guillermo de Inglaterra estuvo no solo se comportó correctamente durante todo el posado, sino que además estuvo muy pendiente de una otra ‘damita’ algo más dispersa que se puso a llorar. George la consoló y se preocupó de que en lo que restaba de posado estuviese bien.

príncipe Harry y Meghan Markle.
Los duques de Sussex / Gtres

Con su actitud, el pequeño príncipe de Cambridge ayudó mucho a su niñera, la española, María Teresa Turrión, la gran encargada de lograr que los niños se comportaran en este día tan especial. Guillermo y Kate confían plenamente en esta palentina desde hace varios años y no dudaron en depositar en ella su confianza durante la boda de Meghan y Harry. Sin embargo, Turrión contó también con una gran colaboración. La del fotógrafo Alexi Lubomirski, quien llevaba un as en la manga. Para ganarse el cariño de los pequeños, el profesional repartió chucherías y caramelos entre todos ellos. Su táctica no falló.

Lubomirski ha quedado encantado con su labor en la gran boda del año. Un enlace del que él tiene su particular opinión: “Meghan es un soplo de aire fresco para la monarquía y su papel en la institución nos va a deparar muchas sorpresas”.

Últimas noticias