SE RECUPERA DE UNA CIRUGÍA DE CORAZÓN

“Me hubiera gustado estar ahí”: primeras palabras de Thomas Markle tras la boda

Thomas Markle
Thomas Markle, el gran ausente en la boda real en Windsor / Gtres

“Mi niña estaba estaba preciosa y se la veía muy feliz”. Estas han sido las primeras palabras de Thomas Markle tras la boda de su hija Meghan con el príncipe Harry. Hace tan solo unos días, el Palacio de Kensington emitía un comunicado en el que confirmaba que el técnico audiovisual no estaría en Windsor para acompañar a la ya duquesa de Sussex en el día más importante de su vida. Una noticia que provocaba que Meghan pidiese al príncipe Carlos que la llevase hasta el altar.

Meghan Markle
Meghan Markle y el príncipe Harry tras su enlace / Gtres

La razón por la que Markle no ha podido estar en la boda es de fuerza mayor. Thomas ha tenido que someterse a una cirugía de corazón tras sufrir un infarto la semana pasada. Pese a que ya se encuentra bastante estabilizado, el padre de Meghan no atraviesa su mejor momento. Justo antes de que se confirmase su ausencia en la boda, Thomas resultó implicado en un escándalo por la venta de unas imágenes a un conocido fotógrafo. Una situación por la cual el norteamericano decidió no asistir al enlace, aunque después pidió disculpas . Finalmente, su estado de salud ha podido más y le ha impedido presenciar este día histórico.

Doria Ragland
Doria Ragland en la boda / Gtres

Según confirma el portal TMZ, Markle, que ahora está en Los Ángeles recuperándose de su operación, se encuentra muy apenado por no poder haberse trasladado a Windsor. Aunque en un principio dio su beneplácito para que su exmujer, Doria, fuera quien llevara a Meghan al altar, al final ha sido su suegro quien ha ejercido de padrino.  “Me hubiera encantado estar ahí y les deseo toda la felicidad del mundo”, ha declarado el técnico en conversación con la web. Ahora solo queda esperar si en un futuro próximo se producirá el ansiado encuentro entre Thomas y su ya yerno real.

Últimas noticias