Sentencia inminente del Caso Nóos

El convencional adiós a la libertad de Iñaki Urdangarin

Iñaki Urdangarin
Ver Galería
Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo /Gtres

El término inminente nunca se hizo tan eterno. Desde mediados de marzo se especula con la sentencia del Tribunal Supremo que condene a prisión a Iñaki Urdangarin ratificando lo fallado por la Audiencia Provincial de Palma, pero dicha sentencia parece no llegar nunca. Queda poco margen para que el exduque se libre de la cárcel y todo apunta a que ahora sí, de manera inminente, -vuelve a sonar el término- el juez del Alto Tribunal ordenará la entrada en prisión de Iñaki Urdangarin. Concretamente, la sentencia se dará a conocer esta misma semana y es el viernes 4 de mayo, tras un largo puente para los madrileños, el día que con más fuerza suena para convertirse en el día D: la jornada en la que el marido de la infanta Cristina reciba la peor de las noticias. Noticia que, no por mala, resulta inesperada para el exduque y su entorno.

La Audiencia de Palma condenó al que fuera fundador del Instituto Nóos a seis años y tres meses de prisión por malversación de caudales públicos, prevaricación, fraude a la Administración y varios delitos fiscales. Ahí es nada. Desde entonces Urdangarin y su defensa saben que librarse de la cárcel es imposible, sobre todo, desde que la presión de Casa Real entró en juego. La institución –y sobre todo su reputación- no puede permitirse dejar en libertad al ‘yerno real’. Ahora no.

Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin con sus hijos /Gtres

En definitiva, las cartas de Iñaki están sobre la mesa y él ya sabe que pierde la partida. Desde hace meses dedica sus esfuerzos a apurar los que son sus últimos días en libertad y trata de disfrazar su situación con una aparente normalidad de la que disfruta en Suiza. De hecho, hasta el último momento se prevé que continúe con su rutina diaria y es más que posible que solo unas horas después de conocer la sentencia del Supremo, Iñaki se dé un baño de multitudes en el Maratón de Ginebra.

El 6 de mayo tiene la cita. No, con la justicia no, sino con el deporte. Este domingo Suiza celebra una de sus carreras más multitudinarias e Iñaki no quiere perdérsela. O al menos no lo hizo el año pasado, cuando junto a su cuñado corrió los 10 kilómetros del recorrido con el dorsal 14.852. Tardó en terminarlo 55 minutos y consiguió el puesto 1.190 de entre 2.652 corredores.

Urdangarin
Urdangarin durante unas vacaciones en la playa /Gtres

Esta cita con el deporte puede aportarnos una de las últimas imágenes de Urdangarin en libertad. De dictarse sentencia este viernes 4 de mayo, tal y como se rumorea en los despachos, al marido de doña Cristina le quedarían muy pocos días en libertad y, si tiene que escoger cómo disfrutarlos, no hay duda que dedicarlos a su principal pasión es una buena opción. Desde que comenzó su particular vía crucis judicial el deporte ha sido una excelente vía de escape. Aquello con lo que tocó la gloria es lo que hoy le devuelve la paz. Desde luego correr un gran maratón como el de Ginebra este fin de semana es su mejor homenaje.

Últimas noticias