ESCÁNDALO EN BUCKINGHAM

Las ‘intimidades’ de la reina Isabel al descubierto

Las ‘intimidades’ de la reina Isabel al descubierto
Ver Galería
La reina Isabel / Gtres

“Tormenta en una copa D”. Este es el título del libro que acaba de publicar June Kenton, una autobiografía en la que cuenta los secretos de una de las firmas de lencería más prestigiosas del Reino Unido, Rigby & Peller . Hasta aquí, nada debería llamar especialmente la atención, si no fuera porque es la marca encargada de la elaboración de las prendas más íntimas de la reina Isabel.

Según publican varios medios británicos, la firma ha perdido eL ‘favor real’ después de que Kenton, uno de sus rostros más conocidos, haya compartido en su libro detalles sobre las ‘intimidades’ de la Reina.

[Puedes leer: ¿Qué tradiciones seguirán (o no) Meghan Markle y el príncipe Harry en su boda?]

A sus 82 años,  ha sido una de las pocas que ha tenido el privilegio de ver a Su Majestad casi ‘al natural’, medio vestida y ayudarla a probarse la ropa interior que ella misma llevaba hasta palacio. En sus propias palabras, Kenton se define como la “mayor experta británica en pechos” y considera que “toda mujer, incluso las más poderosas necesitan un buen soporte”.

Isabel II

Kenton lleva en la compañía desde 1982, cuando compró Rigby & Peller en 1982 junto a su marido por 20.000 libras, aunque en 2011 vendió una importante participación por 8 millones.

[Puedes leer: La versión irónica de la reina Isabel II, según Rihanna]

Por si esto no fuera suficiente, en el libro también se desvelan detalles de otras ‘royals’ como la Reina Madre,  la princesa Margarita e incluso Lady Di. De hecho, asegura que cuando Diana acudía a probarse solía pedir trajes de baño de diseñadores israelíes y aceptaba los posters de modelos en lencería y bikinis para sus hijos, que los colocaban en sus cuartos en Eton.

Desde el Palacio de Buckingham no han querido hacer ningún tipo de comentario sobre su relación con la compañía o con la señora Kenton , pero Russell Tanguy, director de la Royal Warrant Holders Association ha confirmado que Rigby & Peller ha perdido su garantía con la Corona.

Fundada en 1939 por Betha Rigby y Gita Peller, la firma ofrece a la mujer una experiencia única y una atención individualizada acorde con sus necesidades. Los dependientes de Rigby & Peller sabes que cada clienta es diferente, tiene su propio estilo y por ello merece un servicio personalizado y exclusivo.

Los precios de los sujetadores de la marca superan las 100 libras y las bragas no bajan de esta cifra. Un capricho que no está al alcance de todos, pero claro, es el precio que hay que pagar por sentirse como una reina, al menos, por dentro.

Últimas noticias