LO NUNCA VISTO EN LA FAMILIA REAL BRITÁNICA

¿Por qué la boda del príncipe Harry rompe con la tradición?

¿Por qué la boda del príncipe Harry rompe con la tradición?
Ver Galería
El príncipe Harry y Meghan Markle / Gtres

El príncipe Harry y Meghan Markle se casarán el próximo 19 de mayo. Así lo ha confirmado el Palacio de Kensington. Un sábado, día muy habitual para cualquier pareja, menos para la Familia Real Británica, que nunca se ha decantado por contraer matrimonio durante el fin de semana.

Harry y Meghan Markle
El príncipe Harry y Meghan Markle / Gtres

Aunque no existe una norma escrita al respecto, sí que hay una ‘tradición’ en la historia reciente entre los Windsor que hace que suelan elegir para sus enlaces días a lo largo de la semana en lugar de durante el fin de semana. Por ejemplo, los duques de Cambridge se casaron un viernes, el príncipe Carlos y Diana de Gales, un miércoles, al igual que el príncipe Andrés y Sarah Feguson y la Reina escogió un martes.

[Puedes leer: ¿Cuánto costará la boda del príncipe Harry y Meghan Markle?]

Pero lo de escoger un día entre semana no es la única ‘tradición’ que van a eludir Harry y Meghan. La pareja ha escogido para su boda la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, un lugar mucho menos multitudinario que la Abadía de Wetsminster o la Catedral de San Pablo y alejado del bullicio de Londres. La elección  de Windsor o es ni mucho menos casual, sino que obedece al deseo de los novios de una boda ‘discreta’ en la medida de lo posible.

Meghan Markle

Al decantarse por esta localización, Meghan y Harry no tendrán la oportunidad de posar en el balcón, como sí hicieron Kate y Guillermo y privarán al mundo de la que es una de las imágenes más icónicas de las bodas reales. Eso sí, fuentes cercanas aseguran que la pareja quiere que los británicas puedan ser partícipes del día más feliz de sus vidas y aunque no esté previsto un desfile por las calles de la capital por la distancia que hay, se están valorando alternativas.

[Puedes leer: ¿Qué tiara utilizará Meghan Markle el día de su boda?]

Pero esto no es todo. Meghan es la primera en romper una de las normas más arraigadas en la Familia Windsor. Una ‘regla’ que tiene mucho que ver con la Navidad. La actriz será la primera novia que disfrutará de estas significativas fechas en compañía de su futura familia, por invitación expresa de la Reina y deseo del príncipe Harry. Ni siquiera Kate Middleton, cuyo noviazgo con el duque de Cambridge duró más de siete años, pudo pasar las navidades con los Windsor hasta después de celebrarse la boda. Está claro que las cosas están cambiando. Soplan aires frescos en Gran Bretaña, aires que llegan del otro lado del charco.

 

Últimas noticias