Operación anticorrupción

De la amistad con el rey Juan Carlos a los negocios con Corinna: el árabe más rico del mundo, detenido

Al Waleed Bin Talal
Ver Galería
GALERÍA: Al Waleed Bin Talal, el amigo del rey Juan Carlos en 5 datos curiosos / Gtres

El príncipe Al Waleed Bin Talal, considerado el árabe más rico del mundo y sobrino del rey de Arabia Saudí, ha sido arrestado este pasado fin de semana en una operación anticorrupción decretada por el príncipe heredero saudí. Ser nieto del fundador del país, además de contar con una fortuna estimada en 19.000 millones de dólares por la revista Forbes, no le han salvado de una purga en la que se han visto involucrados varios príncipes saudíes y decenas de altos funcionarios del país. Al Waleed es conocido a nivel mundial no solo por la magnitud de sus inversiones en importantes empresas tecnológicas y de comunicación (Twitter, Apple, Disney), sino también por algunos ‘escándalos’ y excentricidades, entre las que se cuentan poseer un avión recubierto de oro y alguna que otra trifulca con Trump en redes sociales.

Conexión española

Pero su amistad con el rey Juan Carlos y sus ‘negocios’ con la princesa Corinna son las principales causas que han despertado el interés en España por la figura de este atípico príncipe saudí. Tal y como informó El Confidencial en 2012, Al Waleed mantendría una magnífica relación con el rey emérito, al que conocería desde hace una década. Además, este mismo medio aseguró que la princesa Corinna habría negociado con el saudí, al menos, en una ocasión en nombre de don Juan Carlos. La empresa KHC, de la que Al Waleed es presidente, reconoció haber recibido a Corinna en Riad en 2007 en calidad de “representante de Su Majestad el Rey Juan Carlos de España”, hecho del que Casa Real negó “tener constancia”.

La amistad entre el Emérito y el príncipe saudí, ahora detenido, también se hizo patente tras una denuncia por violación que una modelo presentó contra Al Waleed en 2008, cuando este se encontraba de vacaciones en Ibiza. En 2012 esta causa fue archivada y, según revelaron varios medios de comunicación entonces, don Juan Carlos decidió felicitar a su amigo saudí a través de una carta que acabó saliendo a la luz y provocando una oleada de críticas.

El rey don Juan Carlos
El rey don Juan Carlos en una imagen de 2016 / Gtres

Pero la conexión con la familia real española no acaba ahí. Otra de las inversiones de Al Waleed Bin Talal le llevó a convertirse en ‘socio’ de Iñaki Urdangarin. Esta se dio a través de la inmobiliaria Mixta África, en la que los exduques de Palma participaban a través de su sociedad Aizoon.

Un millonario atípico

El sobrino del rey Salmán de Arabia ha sido calificado no solo como el Warren Buffett árabe, sino también como un saudí atípico y aperturista, cuyas peculiaridades van más allá de sus excentricidades de millonario.

Nacido en 1955, Al Waleed se ha divorciado en dos ocasiones y solo tiene dos hijos, lo que contrasta con la amplia descendencia que suelen tener los hombres saudíes de su posición. Además, este príncipe acaparó titulares en 2015 cuando anunció que a su muerte donaría su multimillonaria fortuna a causas humanitarias, entre las que destacan “el empoderamiento de las mujeres y el entendimiento cultural”, sin duda, una ideología poco habitual en su país.

Últimas noticias