UNA AMISTAD DESCONOCIDA

Salen a la luz las cartas privadas entre Carlos de Inglaterra y Nancy Reagan: “Mi matrimonio con Diana fue como una tragedia griega”

Carlos y Diana de Gales, Ronald y Nancy Reagan
Ver Galería
PINCHA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA / Los príncipes de Gales, Carlos y Diana con Ronald y Nancy Reagan en 1985 / Gtres

Han estado muchos años guardadas en un cajón y ahora, por fin, salen a la luz. Las cartas personales que Carlos de Inglaterra envió a Nancy Reagan a lo largo del tiempo que duró su amistad son expuestas al público por primera vez desde que se escribieran. Un año después de la muerte de la que fuera primera dama, su correspondencia personal pasa a formar parte de la colección de la fundación y museo que lleva el nombre de su esposo, tal como ellos mismos dejaron estipulado en sus últimas voluntades.

El príncipe Carlos y Nancy Reagan
El príncipe Carlos y Nancy Reagan en Nueva York en 1981 / Gtres

Unas cartas que muestran la especial relación que existía entre el hijo de la reina Isabel y Nancy Reagan y que además reflejan algunas de las mayores inseguridades del propio Carlos, que encontró en la primera dama a su mejor confidente. Entre otras anécdotas, Carlos confiesa a Reagan su dolor al perder a su abuela y las complicaciones de su matrimonio con Diana de Gales, cuya relación describe como “una tragedia griega”.

[CONSULTA NUESTRA GALERÍA]

La amistad entre Carlos y los Reagan data de la década de los 70. En 1974 un jovencísimo Príncipe de Gales, entonces miembro de la Royal Navy, asistió a una cena en Palm Springs en casa del Embajador de EEUU en Reino Unido. Una reunión privada que supuso el comienzo de una fuerte amistad entre el matrimonio y el hijo de la reina Isabel. Tras esta cena, la buena relación entre ellos se intensificó, hasta que en 1985 , los Reagan invitaron a los Príncipes de Gales a que les visitaran en Washington.

[Puedes leer: Hallan muerta a la ahijada del príncipe Carlos de Inglaterra]

El viaje oficial de Carlos y Diana a EEUU supuso un claro punto de inflexión. Imposible olvidar a una elegantísima Lady Di bailando con John Travolta en uno de los salones de la Casa Blanca. Durante toda la visita se hizo patente la buena sintonía del hijo de la reina Isabel con los Reagan, mientras su esposa se intentaba mantener en un discreto segundo plano.

Diana de Gales y John Travolta
Diana de Gales y John Travolta bailando en la Casa Blanca en 1985 / Gtres

“Adoro a Nancy, es maravillosa; me hubiera encantado darle un beso”

En una de las cartas que la mujer del Embajador de Reino Unido en Washington, Lady Mary Henderson,  dirige a Nancy Reagan, le cuenta cómo Carlos se quedó impresionado tras la cena en la Casa Blanca: “La adoro, es maravillosa; me hubiera encantado darle un beso, pero claro, ya sabe cómo somos los británicos”, sentencia.

[Puedes leer: El príncipe Carlos solo se casó con Diana de Gales por “obligación y reputación”]

El propio Carlos escribe a los Reagan a su vuelta a Londres y les agradece el maravilloso tiempo que han pasado juntos. “Diana todavía no se cree que haya bailado con John Travolta, Neil Diamond y Clint Eastwood la misma noche y por supuesto, con el Presidente de los Estados Unidos”, afirma.

Una “tragedia griega”

Unos años más tarde, Carlos atravesaría dos de los momentos más difíciles de su vida, el divorcio de Diana y la muerte de su abuela.  El Príncipe no dudó en compartir con su gran amiga Nancy cómo se encontraba y lo hizo en una carta manuscrita y con membrete real que data del 15 de junio de 1992.

Seis días antes, a raíz de la publicación de la biografía de Diana escrita por Andrew Morton, el heredero había recibido una misiva de la primera dama, en la que esta le manifestaba su apoyo para el duro trance al que se enfrentaba.

Los príncipes de Gales
Los príncipes de Gales en el polo / Gtres

“No puedo expresar con palabras lo mucho que ha significado tu carta para mí. Como bien dices, nadie puede entenderlo hasta que pasa por ello y prometo que algún día te contaré toda la historia, aunque es como una tragedia griega, tan horrible que si no se ha vivido o presenciado resulta muy difícil de creer”, aseguraba sobre su matrimonio el príncipe Carlos en su carta a Nancy Reagan.

De la misma manera que la primera dama mostró su apoyo al heredero cuando se publicó la biografía sobre Diana en la que le tildaban de infiel, frío y otros tantos calificativos negativos, Carlos quiso estar al lado de los Reagan cuando un libro no autorizado sobre ellos vio la luz. Una obra en la que Nancy salía muy mal parada y se la acusaba de ser interesada e infiel.

“Conozco a la perfección los métodos que estas personas emplean para generar la mayor controversia y conflicto, todo por una cuestión económica”, escribía el Príncipe para apoyar a Nancy.

La gran pérdida de Carlos

La muerte de su abuela, la reina madre a los 101 años en 2002 fue uno de los golpes más duros en la vida de Carlos. “Creo que llevo mucho tiempo preparándome para su marcha, pero deja un enorme abismo en mi vida”. 

El príncipe Carlos con su hijo Guillermo y la reina madre
El príncipe Carlos con su hijo Guillermo y la reina madre en el balcón de Buckingham / Gtres

Consciente de lo mal que lo pasó con el fallecimiento de la viuda del rey Jorge VI, Carlos quiso apoyar a Nancy cuando el expresidente enfermó. De hecho, el heredero británico no faltó a su funeral, como gesto de cariño hacia la familia.

Por ahora solo se han hecho públicas las cartas de Carlos a Nancy, falta conocer la correspondencia que la primera dama envió al hijo de la reina Isabel, aunque parece que por el momento, Carlos no tiene intención de sacarlas a la luz. Sea como fuere, gracias a la relación epistolar entre ambos hemos podido conocer detalles de la vida del que fuera marido de Lady Di que nunca habrían salido a relucir. 

Últimas noticias