Anécdota

El último capricho de la Reina Letizia

La reina Letizia
La reina Letizia durante su visita oficial a Canarias / GTRES

Afirma Braulio Simancas, chef del restaurante Las Aguas del Gran Hotel Bahía del Duque en Tenerife, que la Reina de España se saltó el protocolo y no le tiembla la voz. La Letizia que él tuvo la oportunidad de conocer el pasado 25 de abril nada tiene que ver con la mujer fría y distante que finge ser en algunos de sus actos oficiales y así lo reflejan algunas de las anécdotas que él mismo explica a LOOK: “A ella y al Rey les gustó todo lo que servimos, pero era ella la que preguntaba bastante acerca de todo lo que estaba comiendo”.

[Puedes leer: La Reina Letizia y su gran contradicción con el tabaco]

Braulio fue el encargado de agasajar, gastronómicamente hablando, a los Reyes de España en su visita oficial a la isla de Tenerife el pasado mes de abril. Él y su equipo fueron convocados para servir el almuerzo en la Presidencia del Gobierno de Canarias y lo que no esperaban encontrarse ni él ni el resto de su cuadrilla es con un capricho inesperado de la esposa de Felipe VI que les pondría en un aprieto que no podrán olvidar nunca. Tal y como ha explicado el propio chef a este medio, “los Reyes tenían un menú cerrado previamente, pero una hora antes del almuerzo la Reina dijo que quería tomar tollos”. Los tollos son tiras de cazón en salazón que, aunque no son habituales, es uno de los platos típicos de Canarias, un detalle que Letizia no pasó por alto.

Los reyes Felipe y Letizia
Los reyes Felipe y Letizia durante su visita oficial a Canarias / GTRES

“Tuvimos suerte porque estábamos justo al lado del mercado de Santa Cruz y en los puestos que hay se venden tollos, así que escogimos los que nos gustaban y los compramos para servírselos a la Reina. Como anécdota estuvo muy bien que Letizia pidiera tollos porque incluso los cocineros que hacemos cocina canaria los tenemos un poco olvidados. Como cocinero canario me gustó que pidiera algo tan tradicional”, explica Simancas, quien no puede ocultar su orgullo desde el otro lado del teléfono.

[Puedes leer: Las 8 claves de la relación entre la reina Letizia y su estilista]

El episodio de los tollos revolucionó a una cocina ya de por sí bastante inquieta por la presencia de Sus Majestades. Sin embargo, nunca habrían imaginado una publicidad mejor que el último arrebato de la consorte.

Además de los inesperados tollos, Simancas sirvió a los Reyes “una versión del potaje de berro, típico de La Gomera, pescado, tres tipos diferentes de quesos y, de postre, una versión de quesadilla herreña”.

[Puedes leer: Letizia y su anécdota con el alcohol en la última cena]

A vueltas con la decisión de Letizia de no beber alcohol

Los manjares de Simancas fueron acompañados por varios vinos que tanto Don Felipe como Doña Letizia no dudaron en degustar. Probaron un Paisaje de las islas (de La Gomera), un CAN (de Tenerife), un Malvasía (de Lanzarote) y uno de los primeros espumosos que están comercializándose en las islas, un Altos de Trevejos rosado (de Miraflor, en Tenerife).

Los reyes Felipe y Letizia
Los reyes Felipe y Letizia durante su visita oficial a Canarias / GTRES

La Reina “los probó todos”, según Simancas, y su afirmación tira por tierra aquella conversación que la consorte tuvo con un militar hace un año en la que aseguraba no beber ni una gota de alcohol porque era “abstemia completamente”. En esta ocasión, no solo se mojó los labios, sino que los degustó y tan satisfecha quedó con el vino y con el resto del almuerzo que así se lo hizo saber al chef para felicitarle por su buen trabajo entre los fogones. “Cuando terminaron, se dirigieron a nosotros y nos felicitaron a todo el equipo”, recuerda Braulio.

Esa fue la mejor parte de una jornada marcada por el nerviosismo y la tensión. A última hora Letizia cambió el menú previsto para ella y Don Felipe y dejó una anécdota que convierte a los tollos en el nuevo plato estrella de la isla de Tenerife. “Se ofreció un cóctel en el que ellos no estuvieron y los Reyes pidieron probar lo que se había servido en ese cóctel y tuvimos que prepararlo para ponérselo en la mesa. No quisieron perderse nada. Probaron todo lo que estaba en el menú”, concluye el chef.

Últimas noticias