Anécdotas insólitas que quedarán para el recuerdo

El extraño comportamiento de Haakon de Noruega en el 80 cumpleaños de sus padres

El balcón real el día de la cena de gala del cumpleaños del rey Harald y la reina Sonia /Gtres
El balcón real el día de la cena de gala del cumpleaños del rey Harald y la reina Sonia /Gtres

Los Reyes de Noruega organizaron una cena de gala en el Palacio Real de Oslo con motivo de su 80 cumpleaños que ha dejado imágenes para el recuerdo. Y no solo eso. Varias han sido las anécdotas y curiosidades que no han pasado desapercibidas y que, además, giran en su mayoría en torno a la misma persona. El protagonista ha sido Haakon de Noruega y la razón, su singular e incluso atípica actitud. Y es que quién le iba a decir al rey Harald y a la reina Sonia, que su hijo celebraría la nueva década de sus progenitores afeitándose la barba durante la cena o que representaría la coreografía más insólita de los últimos tiempos en un balcón junto a su familia, mientras sonaba el himno nacional.

Here is the complete video of the Norwegian royal family doing the birthday dance 😍😍😍 Such a lovely family ❤❤❤

Una publicación compartida de Royalty👑 (@worldroyalss) el

El príncipe heredero parecía estar concentrado en el canto a su país, pero, de repente, empezó a realizar un baile con movimientos agitados de cuello, brazos, cabeza e incluso giros. Baile que, probablemente, quedará para los anales de la historia, aunque todavía se desconoce si el motivo era una apuesta o bien un arranque del momento. Eso sí, no se aventuró solo. Le acompañaron su esposa Mette Marit, su hermana Marta Luisa, además de sus hijos y los de su única hermana. Siete personas se movieron durante unos segundos, obsequiando a todos los noruegos con uno de los momentos más ocurrentes y divertidos que se han podido ver en las Casas Reales. Sin embargo, los reyes permanecían impávidos ante lo que sucedía a su alrededor, aunque no del todo. La reina Sonia no pudo evitar girarse ante lo que sucedía en el balcón.

No fue el único hecho que se convirtió en uno de los momentos más comentados del 80 cumpleaños del rey Harald y de la reina Sonia. Un repentino afeitado de Haakon durante la cena, llegó a hacer dudar sobre si su barba era real o no. La imagen que tanto había caracterizado al sucesor al trono de Noruega, en mitad de la gala dejó de existir. Fue el propio Haakon el que decidió transformarse en un imberbe, cuyas instantáneas han dado mucho que hablar.

No obstante, este no fue un enigma aislado en el festejo. Una misteriosa mujer que lucía un asimétrico vestido rojo, pero sin sostén, también se convirtió en el punto de mira. Es Desirée Kogevinas y pertenece a la alta cuna. Concretamente es hija de la condesa Madeleine Bernadotte, prima del rey Harald, por lo que es prima segunda de Haakon de Noruega. Y ya no solo eso. Ahora también, una de las más buscadas por los curiosos.

Comentar

Últimas noticias