Religión

Felipe de Edimburgo, el ‘dios’ de la República de Vanuatu

El príncipe Felipe
El príncipe Felipe en una imagen de archivo / Gtres

Los habitantes de la lejana aldea de Yaohnanen, situada en la República de Vanuatu, en pleno Pacífico, están pasando uno de los peores momentos de su vida. La causa no es otra que la jubilación de Felipe de Edimburgo, pues los nativos de este lugar remoto creen que el marido de Isabel II es su dios.

La noticia de la retirada del duque de la vida pública ha trastocado las vidas de los habitantes de Yaohnanen y reflotado una historia que, si bien parece sacada de una película, es totalmente cierta.

Isabel II y Felipe de Edimburgo
Según una leyenda local, Felipe es el “hijo de la montaña” / Gtres

Esta curiosa religión tiene su origen en una antigua leyenda local, según la cual, Felipe sería el hijo del dios de la montaña. Un ‘ente’ de “piel pálida” que un día se aventuraría a través de los mares para viajar muy lejos y buscar a una mujer rica y poderosa -que sería la reina Isabel– con la que casarse. Tras hacerlo, el “hijo del Espíritu de la Montaña”, regresaría para hacer florecer los jardines y acabar con “la pobreza, la enfermedad y las deudas”.

Unas bendiciones por las que ahora temen, pues desde el anuncio de la jubilación de su particular dios, los feligreses de esta religión conocida como “Movimiento Príncipe Felipe”, barajan la posibilidad de que Felipe de Edimburgo nunca visite la isla y la profecía no se cumpla.

Origen del culto

Fue en los años cincuenta cuando comenzó este peculiar culto, concretamente durante una visita del Felipe de Edimburgo a la zona, durante la cual varios nativos acudieron a saludarle y vieron en él “al verdadero mesías”. “Le vi de pie en cubierta, con su uniforme blanco, y supe entonces que era el verdadero mesías”, explicó hace unos años uno de los impulsores de la religión, Jack Navia.

Una creencia que, sin querer, fue avivada por el propio Felipe al enviar unas fotografías firmadas suyas que, junto a una bandera británica, forman parte de los tesoros de Yaohnanen. Dos objetos muy apreciados por los fieles del príncipe Felipe y con lo que muy probablemente tendrán que conformarse.

Últimas noticias