Vacaciones Semana Santa

La Infanta Cristina y Urdangarín, de Ginebra a la Mancha sin pasar por Zarzuela

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo /Gtres
La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo /Gtres

La iglesia parroquial de San Sebastián de Porzuna, en Retuerta de Bullaque (Ciudad Real), recibía este Jueves Santo a unos visitantes inesperados: la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. Poco más de 150 kilómetros separan al municipio castellano del Palacio de la Zarzuela, pero los planes de las vacaciones de Semana Santa del matrimonio no incluían una visita a Madrid, ni a sus padres ni su hermano el Rey y su esposa Letizia. De Ginebra a Ciudad Real sin parada en casa. La brecha Nóos es demasiado profunda y las relaciones han quedado tocadas para siempre, según aseguran amigos de la pareja. Sólo mantienen intacta su relación con doña Sofía y la infanta Elena.

Según adelantó El digital CLM, de Castilla La Mancha, varios vecinos pudieron ver, incluso fotografiar, al matrimonio Urdangarin que ha viajado con sus hijos hasta Retuerta de Bullaque, invitados por Pedro de Borbón Dos Sicilias, primogénito del infante don Carlos, fallecido en octubre de 2015. Urdangarin, la infanta y sus hijos se alojan en la finca ‘La Toledana’ propiedad de la familia del duque de Calabria y Ana de Orleans, prima de don Juan Carlos.

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo /Gtres
La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo /Gtres

Se trata de un terreno de unos 2.000 metros situado a escaso kilómetros del término municipal de Retuerta de Bullaque. En la preciosa vivienda de la finca fue precisamente donde falleció el infante don Carlos. Es un lugar muy querido por la familia y donde suelen reunirse en cuanto tienen unos días de descanso. La zona es muy tranquila y en estas fechas, el clima suele ser muy agradable.

Esta rama de la familia Borbón se ha mantenido cerca de la infanta Cristina durante todo el juicio por el caso Nóos y en estos momentos, cuando las relaciones de doña Cristina con Zarzuela siguen siendo casi inexistentes, sobretodo de manera pública, desde que estallara el caso Nóos y su hermano, el rey Felipe, decidiera retirarle el título de duquesa de Lugo, han decidido refugiarse en esta finca y con quienes bien les acogen. La infanta teme, más que nada, por sus hijos y la lejanía de estos con parte de su propia familia. El cortafuegos impuesto en Zarzuela sigue activado.

Los vecinos de Retuerta quedaron muy sorprendidos por la presencia de la infanta y su familia en los Santos Oficios de la iglesia del pueblo. Algunos les fotografiaron y las imágenes del momento comenzaron a circular en las redes sociales. Cuando finalizaron los actos religiosos, los Borbón dos Sicilias y sus invitados volvieron a ‘La Toledana’ donde pasarán el resto de las vacaciones.

Cristina de Borbón, finalmente absuelta por la Audiencia Provincial de Palma en la reciente sentencia Noos que sí condena, sin embargo, a su marido a seis años y tres meses de prisión por diferentes delitos, viene muy poco a España, desde que trasladara su residencia a Ginebra en verano de 2013. La sentencia no es firme y, tras las medidas provisionales tomadas por la Audiencia Provincial de Palma hasta la resolución de los recursos presentados por diferentes partes, Iñaki Urdangarin tiene que comparecer cada primero de mes ante la autoridad judicial. ¿Pararán en Zarzuela en su viaje de vuelta a Ginebra?

Últimas noticias