Vendió tabaco de la marca Boots en México

La Reina Letizia y su gran contradicción con el tabaco

Reina Letizia
Ver Galería
Letizia cuando vendía tabaco frente a la Reina antitabaco (VER GALERÍA) / Gtres

Después de su anécdota con el alcohol, llega la del tabaco. La Reina Letizia ha dado una charla sobre lo perjudicial que es el tabaco para la salud y lo ha hecho en la Conferencia ‘Tabaco o Salud’ celebrada en Oporto este jueves. Justo veinticinco años después de que la propia Letizia vendiera cigarrillos en México para llegar a fin de mes, cuando aún era una estudiante de periodismo.

[CONSULTA NUESTRA GALERÍA]

En su intervención, Letizia habla mal del tabaco. El mismo producto que le sirvió para mantenerse durante su estancia en Guadalajara (México) cuando aún estaba doctorándose y justo después de sus prácticas en ‘La nueva España’, realizadas entre 1992 y 1993. La Reina era la encargada de ofrecer la 7ª Conferencia del ‘Tabaco o la Salud’, la primera actividad que, además, realiza fuera de España y en calidad de presidenta de honor de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), relevando a doña Sofía.

[Puedes ver: Los reyes disfrutan de la noche madrileña como una pareja más]

En esta charla, impartida en portugués y en inglés a 500 asistentes, la Reina ha dejado a un lado el pasado en el que vendía tabaco para centrarse en las estadísticas de fallecimientos por su causa. Y es que el 90% de los casos de cáncer son producidos por fumar. Además, el tabaco suma más muertes en el mundo que el sida, la tuberculosis y la malaria, juntos.

Trabajó para una una tabaquera cuando era estudiante


Enumerar los perjuicios del tabaco es un gesto que resulta curioso viniendo de la Reina, quien hace veinticinco años, cuando aún estudiaba el doctorado en Guadalajara (México), trabajó para la marca tabaquera ‘Boots’ para poder costearse sus estudios y su vida al otro lado del charco. De hecho, ya el ‘Daily Mail’ publicó un artículo hace dos años en el que titulaban “La vendedora de cigarrillos que se convirtió en Reina” con fotografías que dejaban ver a una Letizia con un look muy noventero.

[Puedes leer: Letizia, una Reina no tan abstemia]

De hecho, Letizia no tuvo ningún problema a la hora de ponerse el uniforme de rigor que le impuso esta empresa, que incluía una camisa ‘oversize’ blanca con el logo de la marca a la altura de la solapa, unos pantalones vaqueros de talle alto, botas marrones estilo ‘cowboy’ y un pañuelo rojo anudado al cuello y bolsa roja a juego donde llevaba la mercancía. El objetivo de la entonces estudiante Letizia no era otro que el de promocionar estas cajetillas de tabaco entre los transeúntes de la calle, pero el de ahora es bien distinto: concienciar de los perniciosos efectos de ese mismo producto.

Nada que ver con la actual Reina Letizia, que promueve la lucha contra la nicotina. Ver para creer.

Últimas noticias