Una historia que se fue de las manos

La princesa Beatriz, una espada y una fiesta accidentada

La princesa Beatriz
La princesa Beatriz en una fiesta de Halloween en Londres / Gtres

El noviembre pasado una historia ocupó los titulares de los tabloides británicos. La princesa Beatriz sería la responsable de la nueva cicatriz que la estrella del pop Ed Sheeran lucía en la mejilla. Pero lo más sorprendente era el relato de cómo había ocurrido todo.

[Puedes leer: Meghan Markle empieza a ejercer como consorte de Harry]

Diversos medios se hicieron eco de la información publicada en The Sun, que aseguraba que la hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson había provocado a Sheeran un corte muy cerca del ojo con una espada, mientras trataba de nombrar caballero, en tono de broma, a James Blunt.

La princesa Beatriz
La princesa Beatriz con sus padres, el príncipe Andrés y Sarah Ferguson / Gtres

La suma de una princesa, una espada y una fiesta accidentada en una residencia real generó una historia que corrió como la pólvora. El incidente habría ocurrido en el Royal Lodge en Windsor, hogar del príncipe Andrés, padre de Beatriz. En plena celebración, James Blunt le habría pedido a la hija de Fergie que le nombrase caballero, con tal mala suerte, que no se dio cuenta de que Ed Sheeran se encontraba demasiado cerca. Por ello, la punta de la espada acabó golpeando a este último en la mejilla, provocándole un corte muy cerca del ojo.

[Puedes leer: Letizia, una reina no tan abstemia]

Esta es la historia que se publicó, y que ninguno de los dos cantantes involucrados se molestó en desmentir. Hasta ahora. Y es que James Blunt ha declarado en una reciente entrevista que “todo fue inventado. Es bastante raro que la gente se lo creyese. Pero la culpa fue de Ed. Tiene que estar desesperado, lo que quiere es vender discos”.

Ed Sheeran y James Blunt
Los cantantes Ed Sheeran y James Blunt en una gala en Hamburgo / Gtres

Según asegura el cantante de You’re beautiful, “Ed estaba borracho, haciendo el tonto y se cortó él solito. Nos inventamos una historia divertida y la gente se lo creyó. Fue vergonzoso”.

El propio Ed Sheeran jugó al despiste cuando saltó la historia a los titulares, y en una entrevista en BBC radio declaró sobre el incidente: “No tengo ni idea de cómo ha salido a la luz, ya que no éramos muchos aquella noche”. Sin embargo, el cantante ya fue dejando pistas de la poca verosimilitud de la historia: “Cuando se lo conté a mi padre no me creyó. Me preguntó qué había ocurrido realmente”.

Últimas noticias