El último embarazo ha sido solo uno de la larga lista de secretos

Los secretos de Mónaco: la sombra de su hermetismo es alargada

El secretismo de la Casa de Grimaldi
Ver Galería
El secretismo de la Casa de Grimaldi, de generación en generación (Gtres)

Un escueto mensaje publicado en la cuenta de Instagram de Matilde Borromeo, la hermana de Beatrice, ha sido clave para descubrir que su hermana daba a luz a Stefano, su primer hijo en común con Pierre Casiraghi, el 28 de febrero de 2017. Un secreto del que existía un ‘runrún’ desde el pasado otoño, y que solo refleja, una vez más, que los secretos en Mónaco están siempre rodeados de un hermetismo latente en toda su historia.

[Puedes leer: Trío de damas: Letizia, Sófica y Cristina]

SECRETOS EN LOS EMBARAZOS

Carolina de Mónaco
Carolina de Mónaco ya tiene cuatro nietos con la llegada del ultimo hijo de Pierre Casiraghi (Gtres)

El desliz que ha tenido Matilde Borromeo: la primera vez que se filtra un nacimiento

De hecho, el caso del cuarto nieto de Carolina de Mónaco solo es la punta del iceberg. Hay que recordar, por ejemplo, que en los casos de los tres nietos anteriores, no se supo nada -más allá de los rumores- de sus nacimientos hasta que llegó el comunicado oficial de Mónaco. Un comunicado que, en este cuarto caso y por vez primera, han tenido que adelantarlo -lo han hecho la propia abuela y la condesa Paola Marzotto– debido al desliz que ha tenido Matilde, hermana de Beatriz, al revelar la fecha clave del nacimiento en su perfil de Instagram.

No ocurrió lo mismo cuando nació el primer nieto de Carolina, hijo de su primogénito, Andrea Casiraghi, y de su prometida, Tatiana Santo Domingo, el 21 de marzo de 2013. Tampoco cuando lo hizo Raphael, primer hijo de Carlota Casirahi y el humorista francés Gad Elmaleh, el 17 de diciembre de ese mismo año. Ni ocurrió cuando vino al mundo la tercera nieta de Carolina, y segunda hija de Andrea y Tatiana.

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo
Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo el pasado mes de noviembre en un acto oficial (Gtres)

En todos estos casos, la familia real de Mónaco se preocupó, muy mucho, de que no se escapara ninguna información al respecto de los embarazos. Incluso dejaron de asistir a actos oficiales para ocultar el estado de gestación -por ejemplo, Tatiana estuvo prácticamente oculta de lugares públicos durante los nueve meses de su segundo embarazo, dejando de asistir al tradicional Baile de la Rosa que celebran anualmente en el territorio monegasco-.

[Puedes leer: Polémica en Holanda por el retrato del Rey Guillermo]

Sin embargo, la familia Grimaldi es consciente de que no pueden luchar con las nuevas tecnologías, pese a su férrea política de hermetismo informativo. Quizá por eso, Charlene acaba de abrirse una cuenta en Instagram. Y, por ejemplo, en el caso de los gemelos de Alberto y Charlene, cuyo nacimiento se produjo un 10 de diciembre de 2014, el anuncio de su llegada al mundo se produjo vía Facebook. Eso sí, siempre de manera oficial (Y no como en esta última ocasión).

Se sabe también, que, al menos por el momento, Carlota no está embarazada, en contra de los rumores que sonaron con fuerza el pasado verano. Y es normal que generen esta expectación ante su silencio. Pero no solo de nacimientos se oculta información en el Principado.

SECRETOS EN LOS MATRIMONIOS

Alberto y Charlene de Mónaco
Alberto y Charlene de Mónaco en uno de sus últimos actos el pasado mes de enero (Gtres)

El príncipe Alberto y Charlene, en tela de juicio desde que se casaron en 2011

Los periódicos europeos (y españoles) se han llenado de titulares especulando, también, de la relación, siempre en el punto de mira mediático, de Alberto y Charlene Wittstock, desde que contrajeran matrimonio el pasado 1 de julio de 2011. Este ha sido el matrimonio que, sin duda, ha estado más en tela de juicio de la familia Grimaldi en estos últimos años.

[Puedes leer: La prensa americana ya tiene fecha para la pedida de mano del Príncipe Harry]

Y se volvió a poner en entredicho en el mes de julio del año pasado, cuando ya se cumplían cinco años de matrimonio y, por tanto, el final del contrato que la nadadora firmó con el acta matrimonial en el que, solo se comprometía a estar al lado de su marido durante este periodo de tiempo señalado. Las constantes ausencias de Charlene, que además fueron aumentando y obligaban a su amigo a justificar constantemente estas ausencias y a suplirlas con la compañía de su hermana, acrecentaron los rumores de separación cuando se mudó a Córcega en 2015.

Pero nada más lejos de la realidad. El príncipe Alberto y Charlene han capeado la barrera de estos primeros cinco años casados y del bombardeo de los rumores, fruto de su propio silencio.

SECRETOS EN LA FORTUNA FAMILIAR

Boda entre Raniero de Mónaco
Boda entre Raniero de Mónaco y Grace Kelly en 1956 (Gtres)

Mónaco produce 7,62 mil millones de euros anuales, el “PNB” del país

Hermética también ha sido la atmósfera que ha girado en torno a la fortuna de la familia desde la muerte de Raniero III. La herencia que protegió hasta su fallecimiento, el 6 de abril de 2005, ha sido proporcional a los posibles escándalos amorosos  crisis matrimoniales de sus hijos. Aseguraban entonces, algunos miembros de Attac (Asociación por una Tasa sobre las Transacciones especulativas para Ayuda a los Ciudadanos) que esta misteriosa fortuna es “el Producto Nacional Bruto de Mónaco” -recordemos que Mónaco produce 7,62 mil millones de euros anuales-.

Quizá, la riqueza engordó con la ley propuesta por el difunto rey, que creó 600 mil acciones a nombre del Estado para ampliar sus actividades al turismo de negocios y de congresos. Por no hablar de los bienes físicos e inmuebles de la época. Según recogía entonces ‘El tiempo’, Raniero poseía un apartamento de 1.000 metros cuadrados en una zona lujosa de la ciudad que acabó devorado por las llamadas de un incendio. Pero también, la tercera colección de estampillas más importante del mundo y un museo privado de automóviles de colección y lujo.

Raniero III
Una de las últimas apariciones públicas de Raniero antes de su muerte (Gtres)

Con todos estos detalles, su heredero, Alberto, además de los dimes y diretes de su propio matrimonio, también ha protegido muy discretamente, el cuarto presupuesto más importante de las familias reales del mundo, tasada en 18 millones de euros y sumada a la escasa transparencia que ha permitido fructificar los capitales de sus ciudadanos.

Últimas noticias