UN GRAN SUSTO

EN VÍDEO: La impactante reaparición de Joaquín Sabina en silla de ruedas

Joaquín Sabina vivió el miércoles una de las noches más complicadas de su carrera al tener que suspender un concierto tras caerse del escenario

Era la última gran noche de Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat sobre las tablas del WiZink. El cuarto concierto de la gira ‘No hay dos sin tres’ en Madrid, pero apenas 20 minutos después del inicio un paso en falso del cantante del bombín puso fin a la fiesta.

Joan Manuel Serrat empujando la silla de Joaquín Sabina en el WiZink / GTRES
Joan Manuel Serrat empujando la silla de Joaquín Sabina en el WiZink / GTRES

Joaquín, que cumplía ese mismo miércoles 71 años, desapareció del escenario mientras pronunciaba las palabras que iban a preceder a su primera canción en solitario. Durante unos minutos de incertidumbre no se sabía qué había ocurrido. ‘Desplomado en el’ o ‘caído del’ escenario eran los dos rumores que recorrían la grada. Y, tras conocerse que había sido la segunda opción y media hora de angustia después, el de Úbeda volvió al escenario en una silla de ruedas empujada por su amigo, su compadre, su hermano, Joan Manuel Serrat.

Con el rostro desencajado, respaldado por su banda y cual superviviente (sí, maldita sea), Sabina hizo rugir a la grada que durante unos instantes pensó que el espectáculo podía continuar. Pero no fue así. El músico estaba muy dolorido y, con un pesar que no dudó en demostrar, anunció que debían parar el show. «Solo me pasa en Madrid, lo siento muchísimo. Me he dado un golpe muy fuerte en el hombro que duele mucho. Y me ha…eh… Que tengamos que suspender con todo el dolor. En tono con el dolor de mi corazón, me voy a ir al hospital porque el hombro este lo tengo muy muy muy muy dolorido. No se imaginan cuánto lo siento. Volveremos en mayo a hacer este concierto».

EN VÍDEO: La impactante reaparición de Joaquín Sabina en silla de ruedas
Joaquín Sabina, en una imagen de archivo / Gtresonline

Tras estas palabras, Sabina fue directo al hospital, al cual se dirigieron también su hija Carmela, su mánager y algunos amigos, entre los que se encontraba el periodista Jesús Maraña, que compartió con la prensa la última hora del estado de salud del cantante.

Los cantantes Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina durante durante la promoción de su gira 'No hay dos Sin tres' / Gtres
Los cantantes Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina durante durante la promoción de su gira ‘No hay dos Sin tres’ / Gtres

 

«Joaquín Sabina está muy bien. Hemos estado charlando después de que le han hecho ya todas las pruebas y demás y, yo no soy médico, soy periodista y amigo, y lo único que puedo trasladar es que tiene unas pequeñas fracturas en el hombro izquierdo por la caída y se va a quedar en observación, no sé si un día, un par de días, para comprobar que está todo perfectamente. Pero, en principio, está todo perfectamente. Está animado, aunque, obviamente, le ha fastidiado el último concierto de la gira, el día de su cumpleaños, en Madrid, etcétera. Eso le tiene fastidiado. Pero bueno, con muchas ganas de salir de aquí y volver en mayo a dar el concierto que ha anunciado hoy mismo que van a repetir». Comenzó el periodista, que aclaró que no iba a necesitar intervención:  «El hombro, sí, lo tiene dolorido, le están dando calmantes y, nada más, ahora lo subían a planta. Va a estar en la habitación ya. Las fracturas, nos han explicado que no necesitan siquiera operación, que no ha provocado movimientos de nada. Es doloroso y tal, pero él está bien, está charlando con toda la familia y demás».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias