Accidentado

Última hora sobre el estado de salud de Enrique Ponce

Enrique Ponce
Enrique Ponce, en una imagen de archivo / Gtres

Enrique Ponce evoluciona favorablemente tras la grave cogida y brutal caída posterior sufrida en los festejos taurinos de Valencia

Lo que iba a ser un día de fiesta y repleto de emoción acabó en la enfermería y cerca de la tragedia. Enrique Ponce regresaba a su Valencia natal para faenar en la plaza de toros que un 16 de marzo de 1990 le vio tomar la alternativa. Sin embargo, el quinto astado de la tarde y segundo para él, hizo un gesto poco común, desconcertante, que acabó con el torero sufriendo una gravísima cogida que le aupó para después hacerle caer al suelo de manera abrupta, por la que tuvo que ser trasladado a la enfermería del ruedo de manera inmediata.

Enrique Ponce

El parte médico emitido tras la primera exploración al matador rezaba que Enrique Ponce había sufrido «una cornada en la región proximal del muslo izquierdo que interesa piel, tejido celular subcutáneo y fascia superficial, seccionando el glúteo mayor con una trayectoria ascendente de unos 12 centímetros y otra descendente de unos 5 centímetros».

Horas después de su accidente, este digital se ha puesto en contacto con su apoderado, persona de su extrema confianza, para conocer de primera mano el estado de salud de Enrique Ponce: «Ha pasado la noche bien, está tranquilo y bien. El problema ahora es el tema de la rodilla, que ya tiene una lesión anterior».

Paloma Cuevas
Enrique Ponce y su mujer, Paloma Cuevas / Gtres

Conocer el tiempo de baja médica no es fácil, pero el apoderado desvela que «la cornada son 10 días o 15 y ya, lo de la rodilla (rotura del ligamento lateral interno y rotura del ligamento cruzado) será más largo. De momento no sabemos cuando le darán el alta, pero hoy no», sentencia. Todo apunta a que el diestro deberá permanecer bastantes meses alejados de los ruedos.

No cuesta imaginar que una de las personas más preocupadas en estos momentos sea la mujer de Ponce, Paloma Cuevas, que estará a su lado para que se recupere cuanto antes de una cogida que no ha sido la única. En 2014, el diestro sufrió una grave cornada en la axila que le llegó a romper la clavícula y le mantuvo retirado de los ruedos durante varios meses.  | [LEER MÁS: Terelu Campos y Alejandra Rubio, inesperadas compañeras de trabajo].

Temas

Últimas noticias