2 años de batalla judicial

Rocío Carrasco y Antonio David Flores: 6 claves para entender su guerra judicial

Rocío Carrasco
Rocío y Antonio David en un fotomontaje Look / Gtres

La Audiencia Provincial ha revocado el auto de trasformación de la juez por la causa de malos tratos continuados

Tienen pendiente otro juicio por alzamiento de bienes

Hace dos años que comenzó la guerra judicial entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores. Fue ella la que, en diciembre de 2016, interpuso contra su ex marido una macrodemanda en la que por un lado le acusaba de alzamiento de bienes y por otro de maltratos psicológicos continuados. Hoy hemos conocido a través de la revista ‘Semana’ que la Audiencia Provincial ha tumbado la decisión de la juez de llevar el proceso de malos tratos a juicio y ha dado la razón a Antonio David pidiendo archivar la causa. Pero para entender esta guerra hay que empezar por el principio:

La historia

Rocío y Antonio David se casaron en 1999 y se divorciaron en 2002. Desde entonces han mantenido una continua situación muy tensa, jamás han conseguido mantener relaciones cordiales. La hija de Rocío Jurado ha estado muchos años retirada de los medios de comunicación. Antonio David, sin embargo, no ha escatimado en contar detalles sobre sus desavenencias familiares, algo que ahora resulta clave en la encrucijada en la que se encuentran. A día de hoy los dos hijos del matrimonio viven con su padre y no tienen ningún contacto con su madre.

Exámenes psicológicos

Uno de los pilares sobre los que se asentaba la demanda de malos tratos fueron los exámenes psicológicos a los que los psicólogos forenses del juzgado sometieron a Rocío con el fin de comprobar las lesiones sufridas durante los años posteriores a su matrimonio. EL 19 de julio de 2017, cuando se realizaron estas pruebas, también se pidió que tanto Antonio David, como los dos hijos de la ex pareja, fueran valorados. Algo que la juez tildó de innecesario y en lo que ahora la Audiencia Provincial se basa para decir que aunque reconoce un delito, no hay suficientes pruebas con las que demostrarlo pues todos deberían haber hecho esas pruebas.

Es decir, aunque los resultados de estos exámenes fueron claves para que la juez tomara la decisión de dictar auto de transformación, para la Audiencia Provincial no han sido suficiente. Sin duda, un varapalo que Carrasco no podía esperar tras el rumbo que habían tomado las cosas.

Alzamiento de bienes

Antonio David Flores
Antonio David a la salida del juzgado / Gtres

Pero no todo son malas noticias para Rocío, ni buenas para Antonio David. No hay que olvidar que Flores está a la espera de juicio por presunto alzamiento de bienes, una causa que va por la vía penal y en la que la juez se mostró tajante en el auto de transformación, emitido en septiembre de 2017. Dejó claro que se había cometido un delito y ahora solo queda conoce la fecha.

Olga Moreno

Mientras llega el momento del juicio por alzamiento de bienes, Rocío Carrasco y sus abogados se han empleado en documentar dos demandas contra la mujer de Antonio David, Olga Moreno. Por un lado consideran que ha sido cooperadora necesaria para el delito de su marido y por otro que, con sus declaraciones en diferentes entrevistas ha atentado contra el derecho al honor de la mujer de Fidel Albiac. Ambas demandas se presentaron el pasado mes de octubre y actualmente están en proceso de instrucción.

El secuestro

 Antonio David Flores, Olga Moreno
Su hijo David vive con él y con su mujer, Olga / Gtres

Otra de las claves en este proceso ha sido la situación de David, el hijo pequeño de la ex pareja. En septiembre de 2016 tras pasar unos días de verano con su padre le tocaba regresar a casa de su madre, sin embargo no fue así, nunca volvió, y el 15 de diciembre cumplió la mayoría de edad. Esto provocó que Rocío interpusiera una demanda por secuestro del menor, y la juez, al ser el niño mayor de edad en el momento de la instrucción, considerase que ya no había lugar a ello. La madre lo recurrió a la Audiencia Provincial y en esto tampoco le ha dado la razón, no ha admitido el recurso.

La conclusión

Para entender, de manera sencilla, este complicado entramado, recopilamos la situación actual. En la causa de alzamiento de bienes están a la espera de juicio. En cuanto a los malos tratos psicológicos, la Audiencia Provincial ha dictado resolución archivando provisionalmente la causa y ahora, si quieren continuar adelante, tendrán que recurrir al Supremo. En cuanto al secuestro del menor también se ha desestimado el recurso a la Audiencia, por lo que también tendrán que estudiar la posibilidad de recurrir. Y por último, Olga Moreno, está a la espera de saber si debe o no ir a juicio por las dos demandas que se han interpuesto contra ella. Es decir, en este momento, ni una parte ni la otra puede estar del todo contenta, la situación es poco halagüeña para todos y solo la justicia hará que el marcador se decante hacía un lado u otro.

Últimas noticias