Sus memorias

Kiko Rivera se sincera sobre el peor momento de su vida, el paso de su madre por la cárcel

Kiko Rivera
Kiko Rivera en GH Dúo /Mediaset

Kiko Rivera hace memoria para explicar las dura sensaciones que vivió con la entrada de su madre a prisión y los posteriores dos años que pasó allí

“Ni el horror que he vivido con las drogas se puede comparar con lo que sufrí al ver a mi madre entrar en prisión”, así empieza el último capítulo de las memorias que está escribiendo Kiko Rivera en la revista Semana. Afirma que en su familia la entrada de Isabel Pantoja a prisión es un tema tabú y que ni ellos conocen lo que para él supuso este terrible momento.

“Me enteré de que mi madre ingresaba en la cárcel cuando ella ya estaba dentro. ¿Puede haber algo más desconcertante? ¿Y más triste?”, explica como sucedió: “el día anterior mi madre había organizado una fiesta en Cantora (…), al filo de las once de la noche le dije que me iba a acostar (…), a lo que ella me respondió: “hasta mañana hijo, te quiero mucho”, y me dio un montón de besos. (…). Cuando bajé al salón para desayunar, ya todo el mundo estaba reunido y con cara de circunstancias”. “Con el tiempo entendí que no quiso que su último día en libertad fuera triste”.

Isabel Pantoja

“Al mes nos concedieron nuestra primera visita. Fue muy duro para mí, tenía un nudo en el estómago” recuerda, “ella no se permitió en ningún momento que la viéramos con los ánimos bajos, que los tenía”. Era feliz cuando podía pasar tiempo con ella, pero el momento de irse le devolvía a la realidad, “cuando salía escuchaba el cerrojo, veía esa rejilla y allí, detrás, a mi madre mirándome a través de ella… No se puede describir esa sensación tan dura y cruel”.

Confiesa que esos dos años fueron los más duros también en cuanto a las drogas, se refugió en ellas para pasar la dura etapa. “Pensarán que mi familia y yo nos teníamos que haber hecho a la idea de lo que iba a pasar porque fueron muchos años de juicios (…). Sin embargo, yo nunca me lo imaginé. Lo prometo. Siempre pensé que a mi madre no iba a pasarle nada”.

También recuerda el día que Isabel Pantoja salió de prisión, “lloré, pero esta vez de alegría, y creo que fue el único día, de esos dos años, que realmente fui feliz”.

Últimas noticias