Así son sus ingresos

Los solventes negocios con los que Javier Tudela ha ayudado a pagar la casa de Makoke

Javier Tudela
Javier Tudela, en un evento reciente / Gtres

El hijo de Makoke tiene un alto tren de vida que mantiene gracias a una estrategia empresarial clara

Desde que Kiko Matamoros y Makoke decidieran poner punto y final a su matrimonio, el nombre de Javier Tudela ha ganado fuerza y un protagonismo en los platós quizás inesperado. El hijo de la malagueña se ha convertido en su escudo personal y defiende a su madre a toda costa. Siempre ha estado muy unido a su progenitora hasta el punto de contribuir económicamente (con generosas cantidades) a los gastos generados en la exclusiva casa que Kiko y Makoke compraron en La Finca. ‘Jaleos’ ha hablado con el joven para tratar de explicar cómo consigue los ingresos que le han permitido transferir de una vez 5.000 euros para pagar luz, agua o la cuantiosa cuota de comunidad, unos 700 euros mensuales.

Aunque reniegue del término ‘influencer’, Javier Tudela lo es. Las marcas empiezan a patrocinarle con mayor frecuencia y es habitual verle en diferentes eventos: inaugurando tiendas, alojándose en hoteles y recibiendo una jugosa cifra por ello… Sus 122.000 seguidores en Instagram atestiguan su creciente influencia.

Las shishas son otro de los focos de negocios que más ingresos reportan al hijo de Makoke. Las cachimbas son una tendencia que cotiza al alza en España y cada vez son más los establecimientos que apuestan por esta opción de ocio. Javier Tudela supo ver pronto que ahí había éxito: “Mi negocio de cachimbas lo fundé cuando yo tenía 17 años. Fuimos de viaje a Marruecos y me fijé en que la gente fumaba shishas y pensé: ‘esto puede funcionar en Madrid’. Enseguida vi el negocio. Yo era muy pequeño, tanto que ni siquiera podía entrar en las discotecas a disponer de las cachimbas a los clientes porque aún era menor de edad”, revela al digital anteriormente mencionado.  Ahora, surte de cachimbas a varios restaurantes de moda en Madrid como ‘Perrachica’, ‘Habanera’ o la azotea del ‘Gymage’.

Su condición de chico atlético, esbelto y con una silueta curtida a base de pesas y buena alimentación, Javier Tudela también recibe ingresos por el deporte. Hace colaboraciones con firmas de espíritu deportivo como Puma. También hace negocio con la compra-venta de coches, algo que empezó como hobbie pero terminó como ‘business’. Actualmente se mueve en un Porsche valorado en 150.000 euros: “Yo compro coches baratos e intento que no se devalúen. Mi coche es un Panamera de 2012 Carrera 4 que compré a un amigo por 38.000 euros y pienso venderlo pronto. Me gusta estrenar un coche por año”, argumenta.

View this post on Instagram

Et voluisse sat est 🖤❤️

A post shared by Javier Tudela (@javier_tudela14) on

Por último, Javier Tudela también probó suerte como ‘broker’ de bolsa, consciente de que con un poco de cabeza se podía ganar bastante dinero: “Empecé a invertir en Eurodollar como hobbie, como broker, y al par de meses me di cuenta de que se me daba bastante bien. La inversión en bolsa es delicada, hay que estar muy atento, pero sí que es cierto que en una tirada una vez gané 6.000 euros. Y cada dos o tres semanas podía ganar 600, 800, 900 euros… Pero lo dejé. Me di cuenta de que tenía que vivir pegado al teléfono móvil”.

A día de hoy es bastante habitual verle en un plató de televisión defendiéndose de las acusaciones de Kiko Matamoros y sacando la cara por su madre. Pero ahora también conocemos cómo consigue el dinero para colaborar con su madre.

Últimas noticias