Iker Casillas se retira

Iker Casillas dice adiós al deporte por el que conoció a la mujer de su vida

Según medios portugueses es inminente que se anuncie la retirada de la primera línea del futbol de Iker Casillas

Iker Casillas y Sara Carbonero
Iker Casillas y Sara Carbonero en una imagen de archivo / Gtres

Las circunstancias han precipitado el fin. Ya eran muchas las voces que apuntaban a que Iker Casillas se retiraría pronto de la primera línea del fútbol, pero sin duda el infarto que sufrió el pasado 1 de mayo ha hecho que el proceso se acelerase. Según el diario deportivo ‘O Jogo’ podría anunciarlo él mismo en cuestión de horas.

Iker es uno de los deportistas más queridos en este país. Comenzó su carrera siendo un niño y aún se emociona cada vez que en una entrevista cuenta aquella primera vez que le convocaron para jugar con el Real Madrid en primera división tras toda una vida en las categorías inferiores del equipo blanco.

Pero el fútbol no solo ha sido su profesión, ha sido su vida. Le ha dado una estabilidad económica, un reconocimiento mundial y lo que es más importante, a la mujer de su vida. Quizá si no se hubiera dedicado al balón, no se habría cruzado nunca en el camino de Sara Carbonero.

Ella, presentadora de deportes de Telecinco y él portero del Real Madrid y la selección española. Estaban destinados a encontrarse, y como si de una película se tratase, en 2010, en la final del Mundial de Sudáfrica, tras la victoria contra Holanda, Sara no pudo reprimir su emoción. En plena entrevista al que había sido el hombre del partido, se le llenaron los ojos de lágrimas, se olvidó del trabajo, de los micrófonos y las cámaras y propició el beso que confirmó la pareja. Un beso que ha pasado a la historia de este país, un beso que se ha ganado el título de ‘El beso’.

Iker y Sara
El famoso beso de Iker y Sara tras la victoria del Mundial de Sudáfrica / Gtres

Con ella ha formado su familia y por ella también ha pasado alguno de los peores momentos profesionales. En 2014, Iker enfrentado a su entonces entrenador Mourinho, empezó a ser tachado de ‘topo’ y acusado de filtrar información confidencial. Su situación en el vestuario blanco se volvió incómoda y él decidió que había llegado el momento de marcharse del club que le había dado toda la gloria. Dicho y hecho, lo anunció en una rueda de prensa en la que no estuvo respaldado por el equipo y pocas semanas después anunció su nuevo destino, el Oporto.

Sara no dudó, pidió una excedencia en Mediaset y se trasladó a la ciudad vecina al lado de su marido y de Martín, el que por entonces era el único hijo de la pareja. En Portugal ampliaron la familia, en 2016 llegó Lucas. Según las declaraciones de la periodista allí se sienten cómodos, tranquilos, han formado un hogar, han hecho amigos y no tienen prisa por regresar. Quizá, esa sea la razón de que, fuera de la portería, Iker haya decidido continuar ligado a la estructura del equipo luso, tal como publican medios deportivos portugueses. ¡Buena suerte Iker!

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias