SUPERVIVIENTES

La guerra entre Kiko e Isa empaña la vuelta de Isabel Pantoja

Isabel Pantoja ha tenido que ver los momentos más duros de la pelea y el distanciamiento entre sus hijos, Kiko Rivera e Isa Pantoja

Isabel Pantoja durante un momento de la gala de 'Supervivientes' / GTRES
Ver Galería
Isabel Pantoja durante un momento de la gala de 'Supervivientes' / GTRES

No fue oro todo lo que relució en la llegada de Isabel Pantoja al plató de ‘Supervivientes’. Lejos de lo que podía imaginar la viuda de Paquirri, su trago más amargo no tendría nada que ver con lo sucedido en Honduras durante su concurso, sino que fueron Kiko e Isa, sus pequeños del alma, quienes han protagonizaron el duro momento.

Isabel Pantoja, rota de dolor, al ver el distanciamiento de sus hijos / Mediaset
Isabel Pantoja, rota de dolor, al ver el distanciamiento de sus hijos / Mediaset

Fue la amistad de Aneth, íntima amiga de Chabelita, con Isabel en Honduras lo que provocó la inesperada guerra que lleva semanas librándose entre los hijos de la Pantoja. Para el marido de Irene Rosales Aneth es lo peor que le podía pasar a su madre y así lo declaró en una de las primeras galas del programa, pero lejos de quedarse ahí, extendió el ataque a su propia hermana, acusándolas de ser iguales.

A raíz de ahí la relación entre los hermanos se enfrió por completo y el cruce de pullas y acusaciones constante, algo que Isabel no se esperaba y que ha tenido que ver bajo la atenta mirada de toda España. Jorge Javier Vázquez le daba la noticia y, al momento, su cara cambiaba radicalmente: «Isabel, viene un vídeo complicado… mientras has estado en Honduras han pasado cosas y la relación entre Kiko e Isa no pasa por su mejor momento y lo vas a ver aquí».

Isabel Pantoja junto a sus hijos tras pedirles que se abrazasen / Mediaset
Isabel Pantoja junto a sus hijos tras pedirles que se abrazasen / Mediaset

Durante el resumen de los enfrentamientos que ha habido entre los dos, Isabel Pantoja no podía reprimir la cara de angustia y, el silencio sepulcral que invadió el plató tras finalizar las imágenes solo se vio roto por el llanto de la folclórica, que se preguntaba en gemidos por qué se llevan tan mal si son «sus vidas». Kiko Rivera corría a abrazar a su madre y confesaba lo complicado que se le hacía vivir ese momento: «Es una tesitura un poco complicada y deberíamos hablarlo en privado más que aquí, pero tú ya sabes que por ti doy mi vida, que por mi hermana la he dado siempre, lo que pasa que a veces ella lo pone un poquito complicado… pero eso no quita que yo adore a mi hermana por encima del mundo. Tengo mis discusiones como todo hermano tiene con su hermana, pero con el tiempo todo se cura. Tú no te preocupes, disfruta de tu noche… No si mi hermana quiere entrar, pero seguro que los dos pondremos de nuestra parte para que todo vaya a mejor…». Tras estas palabras, la menor del clan entraba en plató y Kiko concluía que al final son familia y tenían que estar siempre unidos. «Por favor, os lo pido por favor a los dos, quereros con locura, y besaros y abrazaros«, suplicaba Isabel a sus hijos al verlos juntos de nuevo.

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias