No pasaron desapercibidos

Gloria Camila se deja querer por Colate en su noche como chef

Gloria Camila
Gloria Camila y Colate mostraron tener muy buen feeling / Cuatro
  • LOOK

«Un buen anfitrión tiene que tener una buena presencia, simpatía y ser abierto con sus invitados». Con esta definición comenzaba Gloria Camila su paso por ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ y es que, tras confesar que en el futuro espera dedicarse al diseño de moda, carrera que estudia en la Universidad, la hija de Ortega Cano lo dio todo en los fogones para estar a la altura de sus tres invitados: Cotale, Bárbara Rey y Falete.

Gloria Camila
Gloria se apañó muy bien en la cocina pese a su larga manicura / Cuatro

Un menú compuesto por una ensalada de bogavante llamada ‘De Madrid al cielo’, y un principal bajo el nombre de ‘Pecado carnal’ que preparó con entusiasmo aunque con algún que otro problema, pues se le quemó en el cazo, y recordando a su madre, Rocío Jurado, que, según contó, antes de tener servicio cocinaba para su familia, «ella sí que cocinaba muy bien», aseguraba. De postre, una muy dulce ‘Muerte por chocolate’, una especie de mousse en la que no escatimó ni en azúcar ni en avellanas. «Lo importante en la vida es participar», le advertía su padre en una videollamada que realizaban en medio de la preparación del plato y es que, a pesar del entusiasmo de su hija, el extorero quizás pensó que lo mejor era dejar abiertas todas las posibilidades.

A pesar de que la protagonista de la noche debía ser la comida preparada por Gloria, lo cierto es que, una vez más, su conexión con Colate volvió a ser el centro de todas las miradas. Nada más cruzar el umbral de la casa de la joven, el hermano de Samantha Vallejo-Nágera dejaba claro que se había quedado sin palabras por lo guapa que estaba esa noche. «Colate está como una hiena, no sabe dónde morder. Esta falto de ‘chochito'», decía Falete para resumir la situación. Por supuesto, las intenciones del ex de Paulina Rubio no pasaron desapercibidas en las redes sociales, donde los usuarios le dedicaban expresiones como «vergüenza ajena».

«Si mi madre viviese no dudo que nuestra familia seguiría unida. Cuando mi madre se va, fue como que ese amor que había se separó por grupitos. Creo que la familia está rota y no creo que se vaya a arreglar, y no voy a ser yo quien lo haga con 22 años», dijo sobre la actual situación de los Mohedano. Rocío Jurado terminó convirtiéndose en la protagonista de uno de los temas más importantes de la noche, «me ocultaron las imágenes del entierro y de cuando la llevaron a la iglesia, solo me dijeron que se había ido al cielo. A mí entonces me dió la llorera y cuando ya vas madurando te das cuenta de que hace falta. Para mí es la más grande, pero como madre, abuela y como todo, no solo como cantante».

Entre platos, tentempié de amor

Mientras Gloria se ocupaba de preparar la carne del plato principal, sus invitados aprovecharon para hablar de su propia vida sentimental. «A mi me gustan las mujeres en general. Guapas, inteligentes, independientes. Con las mujeres que he tenido lo he compartido todo, quizás demasiado… Todavía no he compartido ninguna mujer con mi hijo», confesaba Colate que, desde su divorcio de Paulina, no ha tenido pareja estable.

Por su parte, Bárbara Rey aseguraba que dos años atrás tuvo «unos sentimientos muy especiales por alguien que conocía de cuando era jovencita. Me enamoré locamente… pero no pudo ser». Como era de esperar, el nombre del afortunado se lo quedó para ella. El más escueto fue el cantante, que sentenció su turno con un tajante: «yo, nada».

El veredicto final

El postre terminó de conquistar a los invitados de Gloria que, entre cucharadas y piropos de Colate, degustaron la mousse sin dejarse casi nada en el vasito. En definitiva, una cena amena y buena que seguro a más de uno le gustaría repetir en plan íntimo.

Últimas noticias