Entre el drama y las pasiones carnales: así es la vida de Kiko Jiménez

Kiko Jiménez en una imagen de archivo / GTRES
Ver Galería
Kiko Jiménez en una imagen de archivo / GTRES
  • LOOK

Su paso por 'GH VIP' y el tonteo que mantiene con Estela Grande le han convertido en uno de los nombres de la temporada televisiva

Se llama Francisco Martínez Jiménez, pero solo usa el apellido materno. Su padre desapareció de su vida cuando solo tenía un año y se separó de su madre, quien regresó a su Linares natal con un bebé y la doble función en delante de convertirte en madre y padre. Para ello, contó con la ayuda del suyo propio, el abuelo de Kiko, quien a partir de ese día, y hasta hoy, ocupó el lugar que había dejado vacío el progenitor. La rama materna de su árbol es toda su referencia de vida.

Según él mismo ha relatado durante su estancia en GHVIP, el primer recuerdo de su padre es una visita a la cárcel en la que cumplía condena -no explicó por qué razón- cuando tenía solo cinco años. El segundo, cuando a los diecisiete quiso volver a verle, y prácticamente ahí se acabo el relato de un capítulo de su vida que el joven y polémico no tiene cerrado.

Soñó con ser futbolista, pero una lesión en la nariz a los 16 años le hizo coger otro camino y abrió los libros. En Granada, y alentado por su abuelo, cursó un grado de actividades físico deportivas e inició, al tiempo, sus pinitos como modelo. Unos amigos le animaron a presentarse al programa «Mujeres ,hombres y viceversa». Ese día, cambió su vida. El “gusanillo” de la tele dio al traste con los planes deportivos y empezó a construirse el personaje famoso.

Fue precisamente en este programa donde vio por primera vez a Sofía Suescun. Ella era muy joven y, todavía, anónima. Hubo un breve escarceo entre ambos pero fue Gloria Camila quien le lanzó la flecha del amor en un tablao flamenco de Madrid al que el había ido con unos amigos.

Comenzaron una relación que duró cuatro años, llenos de altibajos, encuentros y desencuentros, pese a los que Kiko considera haber sido feliz. Con ella participó en Supervivientes y ganó dinero para comprarse su primera casa y un coche, pero perdió a la novia. El concurso deterioró la relación, que finalmente saltó por los aires este verano. Kiko descubrió la ilusión en Sofía Suescún, al tiempo que se confirmaban sus sospechas de que su ya expareja le había sido infiel durante su noviazgo.

Los dos participantes del programa que conduce Toñi Moreno en Cuatro han sido protagonistas los últimos meses por su sonoro romance retransmitido en las redes con alto voltaje de pasión, pero sobre todo por haberse visto inmersos en una discusión con agresión incluida con un policía de Marbella que llevará a juicio a Kiko.

El último mes, su nombre ha sido protagonista indiscutible de Gran Hermano Vip. Sus formas no han dejado indiferente a ningún concursante y su fijación por Estela Grande, mujer de Diego Matamoros, ha desatado un debate cuyas consecuencias van a ir mucho más allá de los muros de la casa de Guadalix. Kiko ha jugado fuerte en el concurso y, ya se sabe, quien apuesta… gana, o pierde.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias