¿Irreconciliables?

Diego y Laura Matamoros, a escasos metros y con el cuchillo entre los dientes

Diego y Laura Matamoros
Diego y Laura Matamoros, en fotomontaje de LOOK / Gtres
  • LOOK

Aluvión de famosos en el estreno de "El fotógrafo de Mauthausen", protagonizada por Mario Casas

El clima bélico que se respira en el seno de la familia Matamoros vive episodios con relativa frecuencia. El último lo han protagonizado Diego y Laura, que han coincidido en el estreno de ‘El fotógrafo de Mauthausen’, la última película de Mario Casas, en la que se mete en la piel de un refugiado de un campo de concentración nazi. ¿Se sentarían juntos? Hay que recordar que la relación entre ellos está roto después de que él atacase a toda la familia, a lo que Laura respondió que «se le había ido la olla».

La colaboradora de Telecinco fue la primera en pasar por los micrófonos y se la pudo ver muy relajada: «Me han dicho que viene, pero yo vengo a ver mi peli y no tengo inconveniente (…) si me tengo que sentar al lado de mi hermano lo haré, pero no será así». Pese a que Diego colgó una foto con su sobrino, la reconciliación entre ambos está lejos de producirse: «Ni le he visto ni he quedado con él». No obstante, dejó una puerta abierta a cambiar de signo su desencuentro: “El tiempo lo cura todo. Tampoco tengo intención de nada. Que se enfríen las cosas y ya está”, sentenció.

Diego Matamoros y Estela Grande
Diego Matamoros y Estela Grande, durante el photocall / Gtres

Diego Matamoros aprovechó la ocasión para presenciar la peli de un gran amigo suyo: «Mario Casas y yo salimos de vez en cuando de fiesta y es un tío que vale para esto». Hay buena sintonía entre ellos, pero no tanta como para salir con sus respectivas parejas. Diego era perfectamente consciente de la presencia en el mismo evento de su hermana Laura: «Sí, sé desde hace días que iba a venir, pero no hay ningún problema y espero que esté muy bien, sentada en otro lado que no esté yo. A mí no me apetece sentarme con ella».

¿Orgullosos? El gen Matamoros, nada nuevo. Ella dice que el tiempo lo cura todo pero él está más reacio: «Aquí hay cosas que no se saben ni se van a saber, pero ella ha metido la pata y como hermano mayor el ofendido soy yo (…) además no tengo que dar ejemplo porque ya lo he hecho», explica. Su tono es mucho menos conciliador que el de su hermana.

Preguntado por qué tiene que hacer su hermana para que sea posible esa reconciliación, Diego Matamoros le tiende un guante: «Nada, el tiempo, supongo que tendrá que pasar y que todos tengamos un poco más de cabeza». Sobre el concurso de Makoke en ‘GH VIP’, Diego volvió a ironizar: «No me interesan los muebles caros de IKEA, yo ya lo dije, que el programa se equivocaba al apostar por alguien que no da nada de contenido».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias