Entrevista

El consejo que Cristina Rodríguez quiere darle a la reina Letizia

Cristina Rodríguez habla sobre la reina Letizia
Cristina Rodríguez, posando durante un posado / Gtres

Es la responsable del vestuario de 'Élite', la serie del momento

Cuando se habla de estilo, Cristina Rodríguez (49) es una de las voces más autorizadas a nivel nacional. Comenzó su andadura en la década de los 90 y poco a poco ha ido consagrándose hasta tocar techo como responsable de vestuario de ‘Élite’, la ficción de Netflix que arrasa. Ahora también está de enhorabuena ya que ha presentado su libro ‘De mujer a mujer’, donde reflexiona profundamente sobre el contexto que viven las féminas en la actualidad, todo desde un punto de vista muy personal. También se atreve a decir qué aspecto cambiaría de Letizia o su valoración del huracán Rosalía.

Pregunta: Uno de los grandes ataques contra el feminismo es asociarlo con falta de sensualidad o coquetería, ¿por qué se piensa que llevar taconazos o pintalabios está reñido con ser feminista?

Respuesta: Yo entiendo el feminismo como la igualdad de oportunidades, pero ¿quién da la nota porque a mí me guste ponerme tacones o pintarme los labios para una cita romántica? Todos somos feministas porque tanto hombres y mujeres estamos en el mismo barco, que es la igualdad.

P: El movimiento #Metoo ha cobrado mucha fuerza en Hollywood, sin embargo, no parece haber llegado a España. ¿Por qué? ¿Habéis vivido o sido testigos de comportamientos machistas y abusos?

R: Acabará pasando, pero hay miedo. Hay que ser muy valiente para contarlo. Todas las mujeres que conocemos, absolutamente todas, hemos tenido un episodio más pequeño o grande, pero todas hemos pasado por momentos embarazosos. Nos han metido mano por la calle alguien que no conocíamos de nada…imagínate cómo está de arraigado en la sociedad que nosotras somos propiedad de un hombre. Tenemos que luchar muchísimo todo por esto porque no es en el cine, es en la vida.

Cristina Rodríguez
La estilista posa con su nuevo libro, ‘De mujer a mujer’ / Gtres

P: Cristina, hablemos sobre la revolución televisiva y social en la que se ha convertido ‘Élite’. ¿Esperabas tan y tan buena aceptación?

R: Cuando estábamos rodando teníamos la sensación de que iba a ser un bombazo, pero no tanto. Me consta por conocidos que, además de en Europa y Latinoamérica, en Estados Unidos es una auténtica revolución. Y es raro que ellos consuman algo que no sea suyo. Me han dicho que a han visto más de 170 millones de personas, pero no sé si son cifras reales. Está siendo alucinante, mira que he hecho proyectos, pero que arrasen de esta manera, nunca. Estoy pasando un momento increíble de mi vida profesional.

P: ¿Cómo ha sido trabajar en el proyecto de Élite? ¿En qué te has inspirado? ¿Cuál ha sido el mayor reto?

R: El mayor reto ha sido hacer los uniformes porque fue un proceso muy largo. Fuimos cambiando y volvimos al mismo punto. Había que contar muchos matices dentro de un uniforme: que tipo de élite era, su carácter, si eran nuevos, su clase social… También desde Netflix han tenido mucho que decir porque supervisan absolutamente todo. Creo que en la segunda temporada sí que me voy a pasar un poquito más y voy a subir algún escaloncito más (risas).

Élite/ Netflix
Élite/ Netflix

P: Pull & Bear lanzó una colección inspirada en la serie. ¿Tuviste algo que ver?

R: No, lo hicieron directamente desde Netflix porque nosotros una vez que dejamos el personaje listo ya no tiene nada que ver. Les pertenece a los americanos y está así perfecto.

P: ¿Te hubiera gustado participar?

R: Me gustaría poder hacer cosas, sí, porque conocemos bien a los personajes porque los hemos creado nosotros desde el vestuario. Pero ha sido todo tan rápido que no hemos tenido tiempo de asimilar nada.

P: En clave personaje, Miguel Bernardeau se ha convertido en una estrella emergente… ¿se ha dejado caer Aitana por el rodaje de la segunda temporada?

R: No, Aitana no ha estado en los rodajes. Cuando he visto la serie he alucinado con la actuación de los actores porque son magníficos pese a que son muy jóvenes. Creo que Miguel va a triunfar porque tiene un físico súper americano y eso es importante para fuera de España. Es muy difícil ser malo y a la vez bueno, su trabajo no es nada obvio; es malo, pero a la vez le quieres.

P: Ahora que has estado en contacto con actores, ¿prefieres estar delante o tras la pantalla?

R: Yo quiero estar en todos los sitios. De hecho, ahora he grabado una serie que estamos viendo a ver si nos la compra alguien, es sobre mujeres…y desde aquí hago un llamamiento (risas). Hay un problema con que sepamos hacer más de una cosa. ¿Por qué no vamos a poder? En el siglo XXI está muy mal visto que seas una mujer del Renacimiento y sepas hacer varias cosas.

Letizia

P: Como estilista profesional, ¿a qué personaje darías un cambio de estilo radical?

R: A mí me gustaría dárselo a muchos políticos y políticas porque tienen que ir impecables y serias. Me gustaba mucho Carmen Alborch porque era ministra de Cultura y decidía que se ponía lo que le daba la gana y nadie le quitaba importancia. Tendemos a estandarizarnos y creo que tenemos que individualizarnos, ser nosotras mismas, a pesar de lo que nos digan. Me gustaría ir al Congreso a decirles algo a nivel político, pero también quiero que la política sea divertida, que son muy pesados.

«Me encanta Rosalía, pero tiene que dosificarse»

P: ¿Qué opinas del estilo de nuestra reina, doña Letizia?

R: Me declaro pro-Letizia. Creo que está tan en el ojo del huracán, bajo la lupa que creo que quiere ser demasiado perfecta. Me encantó cuando salió sin maquillaje a buscar a sus hijos porque dije: es una reina, pero también una madre. Creo que es el momento de hacer lo que le dé la gana.

P: ¿Y qué opinas de la estética y fenómeno social de Rosalía?

R: Ha revolucionado la música porque tiene personalidad y tiene control sobre su vida. Seguramente, si la hubieran cogido desde el principio no le habrían dejado que fuese trapera y flamenca. Pero ella ha dicho ‘yo soy esta’. Me encanta todo de ella: sus uñas, como canta, su estilo…pero creo que se tiene que dosificar, tener cautela y que no la expriman demasiado para poder tener una carrera larga. Aunque decir que no en esta vida es difícil.

P: Cambiando de tercio, quería preguntarte por ‘Cámbiame’. Se ha hablado mucho del distanciamiento entre los que lo formabais ¿Cómo se encuentra tu relación actual con Carlota Corredera, Pelayo o Natalia Ferviú?

R: Con Natalia y Juan Avellanada somos amigos íntimos. A Carlota y Marta Torné no las veo, pero charlamos por WhatsApp. Con Pelayo no hablo desde que terminó ‘Cámbiame’.

P: En unas declaraciones dejaste claro que no esperabas que Pelayo te invitase a su boda, ¿lo tenías claro?

R: Tan claro como que hoy está lloviendo o como que voy vestida de rojo.

'Cámbiame'
Los presentadores de ‘Cámbiame’ / Gtres

P: ¿Una vez pasado el tiempo, crees que se fue justo con Natalia en las críticas que provocaron su marcha?

R: Natalia es una buena persona de mente y que actúa con el corazón, pero con mucha vehemencia. Por eso fue grande e hizo grande el programa. También lo tuvo para irse y olé alguien que es capaz de quitarse el micrófono e irnos. Me parece que ha sido tan valiente que la admiro de verdad, como profesional y como amiga. Lo que hizo lo hizo de verdad y yo pienso que tenía razón, pero no quiero entrar en polémicas con nadie porque no tengo interés, pero desde aquí te digo que Natalia mola.

P: Y ahora que estás centrada en tu carrera, ¿tienes planes de volver a la televisión?

R: La gente suele decir que tiene muchas ofertas, pero no me encaja… yo te voy a decir que no me ha llamado nadie para volver a la TV, pero yo tengo un perfil muy determinado. Ya llegará porque a mí todo me llega, despacito porque me llega.

Últimas noticias