Nuevo negocio

Cristiano y Georgina arrancan hoy su proyecto en común más ambicioso

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez
Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez / Gtres

Cristiano Ronaldo y su novia aterrizan en Madrid para inaugurar la clínica de injertos capilares dirigida por él y administrada por ella. Retorno a Madrid feliz para CR7 tras dos visitas para olvidar

A la tercera va la vencida. Cristiano Ronaldo vuelve a Madrid para cumplir con un compromiso más amable y menos amargo para él. El futbolista llega este lunes a la capital escoltado por Georgina Rodríguez, junto a quien inaugurará el nuevo centro de Insparya, la  clínica de injertos capilares y que tiene al portugués como cofundador. Las dos anteriores ocasiones que regresó a la que un día fue su casa fueron demasiado incómodas para él y prefiere olvidarlas con premura: su juicio por su importante deuda con Hacienda y unas semanas después para jugar el partido de ida de los octavos de final de Champions League ante el Atlético de Madrid, donde tuvo que escuchar gritos malsonantes y abucheos hacia su persona, amén de la derrota de la Juventus por 2-0.

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo y Georgina, en una imagen de archivo / Gtres

El aterrizaje de Cristiano y Georgina en la capital ha generado una expectación mediática enorme. Algo que es así desde que ambos decidieran dejar España y mudarse a Italia el pasado mes de julio. No queda muy claro si el delantero echa de menos nuestro país ya que en sus dos últimas entrevistas eran contradictorias y tibias en este aspecto. Por un lado, CR7 confesaba echar de menos a los madrileños, pero, por el otro, aseguraba no hacerlo y presumía de haberse aclimatado a la perfección a la vida en Turín.

Ronaldo acabó bastante cansado de España, sobre todo por la persecución de Hacienda, que manchó su nombre al acusarle de fraude, algo imperdonable para alguien con una ambición y autoestima de hierro como él. Sin embargo, da la sensación de que no quiere desvincularse del todo de la capital. El negocio que inaugura hoy es una buena prueba de ello.

View this post on Instagram

Business day 😉❤️

A post shared by Cristiano Ronaldo (@cristiano) on

Su idea de invertir en injertos capilares llegó hace unos meses, cuando su madre, Dolores Aveiro, se sometió a un trasplante de cejas en la sede que Insparya tiene en Lisboa y quedó encantada con el resultado. Un estudio de la compañía concluyó que España era el segundo país -tras la República Checa- en problemas de calvicie. Factores que hicieron ver a Cristiano una oportunidad de negocio. Así fue como adquirió el 50% del capital de la sociedad Insparya Global Hair Medical Clinic S.L . A su lado estará Georgina Rodríguez llevando todos los asuntos de administración. La estrategia de ambos pasa por la contratación de 150 empleados y la realización de 18 trasplantes diarios, para posteriormente expandirse internacionalmente por las ciudades europeas más potentes. Idéntica ambición y ganas de triunfar que las que tiene el luso sobre el césped.

El hecho de embarcarse en un negocio juntos es un buen indicador para comprobar la salud de la que goza la relación sentimental del portugués y la española. En Madrid estaban muy unidos, pero estos nueve meses en Italia han terminado de afianzar su amor. Basta con ver cómo lloraba Georgina el pasado martes en el Juventus Stadium con los tres goles de Cristiano ante el Atleti y que sirvieron para que el conjunto italiano avanzase de ronda. Por si fuera poco, ha vuelto a ser convocado con la selección de Portugal casi un año después. Muchas alegrías justo antes de una vuelta a España de la que todo el mundo permanecerá pendiente.

Últimas noticias