El Hormiguero

Antonio Banderas, contundente ante la incómoda y polémica pregunta de Pablo Motos

Antonio Banderas, Pablo Motos
Antonio Banderas ha sido el último invitado de Pablo Motos / Gtres
  • LOOK

En menos de una semana, Pablo Motos ha recibido en ‘El Hormiguero’ a dos de los actores fetiche de Pedro Almodóvar, Carmen Maura y Antonio Banderas. Si la protagonista de ‘Mujeres al borde de ataque de nervios’ prefirió no hablar de él porque, según dijo, se enfada con ella cuando lo hace, el ex de Melanie Griffith no dudó en defender a su amigo de uno de los rumores que giran en torno a su nombre a raíz de su último filme.

Antonio Banderas
Antonio es uno de los actores fetiche de Almodóvar / Gtres

En ‘Dolor y Gloria’, Banderas se convierte en el alter ego del director manchego, dando vida a un personaje que consume ciertas drogas. “Y, claro, la pregunta que todo el mundo se hace es si (Pedro Almodóvar) toma o tomó heroína”, le preguntó Pablo a su invitado. Contundente, el actor malagueño no se lo pensó al responder negándolo: “no, no, jamás. Y él lo ha dicho, además, que jamás usó esa droga”.

Y es que esta película tiene tanto del propio Almodóvar que en cada entrevista que ha hecho el cineasta se ha visto obligado a explicar que la parte en la que el protagonista consume drogas es totalmente de su invención. Al contrario que el personaje al que da vida Antonio, él nunca ha consumido heroína ni se ha sentido censurado por su madre.

Antonio Banderas y Pedro Almodóvar
Antonio Banderas y Pedro Almodóvar en la presentación de ‘Dolor y Gloria’ / Gtres

Aun así, el intérprete cree que su personaje tiene mucho de su amigo, “casi un 90%”. De hecho, “muchos de los dolores que padece el personaje sí que los ha sufrido Pedro: la fotofobia, los dolores de espalda, las migrañas, le he visto abandonar festivales por problemas de eso. Eso sí, lejos de lo que se ha dicho, jamás tomó heroína”, dejó claro Antonio.

Otro de los temas que tocó Banderas durante su visita fue el infarto que sufrió en enero de 2017, un episodio que jamás se le olvidará. “Me dejó una reflexión muy fuerte sobre la fragilidad de la vida. Estaba fuerte, había hecho ejercicio por la mañana y vi la guadaña de cerca. La única certeza en la vida es la muerte. La vida se ve diferente después de un infarto, algo queda. La cultura popular es muy sabia, no se dice te quiero mucho con el hígado, sino con el corazón”, sentenció.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias