Las películas olvidadas

Salen a la luz las películas pornográficas que dirigió el rey Alfonso XIII

Alfonso XIII
El Rey Alfonso XIII fue uno de los primeros productores de porno en Europa/ Gtres

La Filmoteca de la Generalitat Valenciana se ha encargado de restaurar tres de las películas pornográfica que guionizó el Rey Alfonso XIII.

Han pasado 100 años para que las películas de contenido pornográfico que ideó el Rey Alfonso XIII salgan a la luz. La Filmoteca de la Generalitat Valenciana ha recuperado las cintas que durante décadas se han mantenido ocultas en un domicilio particular de Valencia, hallazgo que ha dejado atónitos a quienes han visto el contenido. Era sabido por muchos historiadores la afición del bisabuelo de Felipe VI por la pornografía, convirtiéndose en su época en uno de los primeros promotores de este género en Europa, pero no ha sido hasta ahora cuando tres de sus títulos más desconocidos sean descubiertos.

Alfonso XIII
El Rey Alfonso XIII estuvo casado con Victoria Eurgenia de Battenberg y tuvo hasta 5 hijos ilegítimos/ Gtres

“El confesor”, “Consultorio de señoras” -de contenido lésbico- y “El ministro”, son las tres cintas que Alfonso XIII guionizó y produjo, eso sí, siempre a la sombra. Los hermanos Ricardo y Ramón Baños mediante el conde de Romanones fueron los intermediarios para llevar a cabo estos rodajes, que fueron realizados entre los años 1915 y 1925. En blanco y negro y sin sonido, las películas se exhibían en el Barrio Chino de Barcelona de manera clandestina y a altas horas de la madrugada para deleite de los hombres de la época. Cabe destacar que la implicación del Rey era tal que era él mismo quién se encargaba de seleccionar a las actrices para las películas, hecho que hace entrever lo mucho que le gustaba al monarca esta peculiar afición.

Alfonso XIII fue considerado en su época como un ‘hombre de vida alegre’, ya que eran muy habituales sus líos de faldas. Casado con Victoria Eugenia de Battenberg, el Rey llegó a tener hasta cinco hijos ilegítimos provenientes de sus escarceos extramatrimoniales con coristas y artistas de la época. Entre los ‘bastardos’ más conocidos está Leandro de Borbón, que murió en 2016 sin ser reconocido públicamente con el tratamiento de alteza real, tal y como él siempre quiso. Con este documento gráfico, que ahora ve la luz, queda en evidencia cómo el paso del tiempo hace cambiar la visión de asuntos ‘tabú’ como la sexualidad. Unos documentos excepcionalmente peculiares que van unidos a la sombra de un Rey.

Temas

Últimas noticias