SU ENTREVISTA MÁS SINCERA

Álex Lequio: «entiendo la gravedad de la situación, pero no hemos perdido el sentido del humor»

Álex Lequio
Álex Lequio el pasado mes de octubre / Gtres
  • LOOK

El hijo de Ana Obregón y el Conde Lequio ha concedido una sincera entrevista en la que habla sin tapujos de su enfermedad

Álex Lequio no solo ha puesto nombre a su enfermedad sino que ha demostrado que, con sentido del humor, todo se lleva mejor. Ha sido en las páginas de la revista ¡HOLA! donde, en una entrevista exclusiva, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio se ha confesado como nunca antes.

Cuando el pasado mes de abril se hizo público que Álex Lequio se había trasladado a Nueva York para recibir tratamiento médico por una enfermedad la sorpresa y el disgusto fue tremendo. Aunque durante los primeros compases de su estancia en Estados Unidos nadie puso nombre a la dolencia, fue su padre, en el Programa de Ana Rosa, quien dijo por primera vez la palabra cáncer.

Álex Lequio y Ana Obregón en diciembre de 2017
Álex Lequio y Ana Obregón en diciembre de 2017/ Gtres

Ahora, vuelto a instalar en España y centrado como nunca en su labor empresarial, Álex ha confesado cómo están llevando la situación él y su entorno. «Me gustaría llegar a normalizar e incluso vulgarizar la palabra cáncer para que la gente lo vea como un diagnóstico médico más», confiesa el joven, que asegura que, a pesar de la gravedad del asunto, ni él ni su familia han perdido nunca el sentido del humor. Además, esperanzado por los rápidos avances científicos que tienen lugar hoy en día, Álex desvela cómo su doctor le ha transmitido que «de aquí a pocos años la quimioterapia y las terapias personalizadas estarán a la orden del día».

Durante los meses que ha durado su tratamiento, el joven ha perdido 15 kilos y todo el pelo pero el sentido del humor lo tiene intacto: «cada uno tiene una manera de reaccionar. A mí, mirarme al espejo y parecer un reptil me hace gracia…». 

Además, al recibir un golpe como este con solo 25 años, Álex asegura que le ha cambiado la perspectiva: «Esta situación me ha hecho tomar conciencia de que pueden no pasar más trenes» confiesa tirando de metáforas. «Estoy como loco, intentando aprovechar y subirme a cada tren que pasa. Viviendo con mayor intensidad. Viviendo más conscientemente».

Acerca del apoyo de sus padres, el hijo de Ana y Alessandro es claro cuando dice que esta situación no les ha unido más porque ya estaban todo lo unidos que se puede estar, pero destaca que la estancia en Nueva York le ha servido para disfrutar de otra manera de su padre, con quien ha podido «investigar e ir a todos los museos y restaurantes».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias