La mujer de su vida

Vanja Bosnic, el otro Balón de Oro de Luka Modric

Luka Modric
Luka Modric y su mujer Vanja Bosnic, durante la gala del Balón de Oro / Gtres

Se conocieron en 2007 cuando ella trabajaba en la agencia de representación del futbolista croata

Luka Modric alzó al cielo de París su primer Balón de Oro, su mayor éxito individual y un galardón histórico por ser el primero tras una década en la que Leo Messi y Cristiano Ronaldo se lo han repartido indistintamente. Y lo hizo ante la atenta y quizás algo envidiosa mirada de los franceses, campeones del mundo con toda justicia, que esperaban que fuera su paisano Antoine Griezmann el elegido. No fue así y el ganador fue el jugador del Real Madrid.

Luka Modric
Luka Modric recibe el Balón de Oro / Gtres

Ha sido un año inolvidable para él por la cantidad de títulos colectivos y personales que ha recibido. Pero nada habría sido posible sin su otro Balón de Oro en la sombra. Hablamos de la mujer que comparte su vida, Vanja Bosnic, que obviamente quiso estar al lado de su marido en su día grande, acompañados de sus tres hijos: Iván, Emma y Sofía.

Su historia de amor guarda una curiosidad grande y es que se conocieron cuando él jugaba en el Dinamo de Zagreb. Ella era estudiante de Económicas a la par que trabajaba en ‘Maric’, la agencia de representación de futbolistas que por aquel entonces llevaba a Modric. Lo suyo fue amor a primera vista, hablaron por teléfono durante tres horas y se quedaron prendados. Tanto fue así que tan solo unos meses  después -en 2008-no dudó en dejar toda su vida en Croacia para hacer las maletas y marcharse a Londres con el centrocampista a iniciar una nueva vida. Lo mismo sucedería cuando dejó el Tottenham inglés por el Real Madrid, en 2012.

Luka Modric
Luka Modric, Vanja Bosnic y sus hijos, en la gala del Balón de Oro 2018 / Gtres

En 2010 se dieron el ‘sí quiero’ con Vanja embarazada de seis meses de su primer hijo, Iván. Un año después volvieron a celebrar su boda pero esta vez con una ceremonia religiosa. Aunque hace años que no viven en su Croacia natal se sienten muy arraigados a su tierra y por eso quisieron hacer su boda allí y también que nacieran sus pequeños.

Modric y Bosnic destacan por ser una pareja discreta, que no tiene inconveniente en posar junta, pero que está completamente fuera del circo mediático y de las polémicas. Son familiares, les gusta la intimidad y apenas utilizan las redes sociales para compartir imágenes de su vida privada.

Últimas noticias